Todo tu escritorio de Windows se adapta a la realidad virtual

El escritorio de Windows se adapta a la realidad virtual para que podamos disfrutar de un entorno totalmente conectado.

realidad virtual con Windows

Uno de los problemas que supone la realidad virtual es que cuando nos ponemos el headset es como si desapareciéramos de nuestro mundo para introducirnos en otro lugar donde no tenemos vínculo alguno con nuestras costumbres diarias. Es decir, que cuando nos ponemos el headset podemos jugar o usar experiencias, pero no navegar por la red, ver nuestro correo electrónico, abrir las redes sociales o disfrutar de otros servicios.

Esto cambia con la última novedad de Oculus, que confirma que podemos llevar nuestro escritorio de Windows 10 a la realidad virtual para que podamos usarlo de forma completa. Y lo podemos disfrutar de una manera multitarea al replicar la imagen ante nosotros en distintos monitores, lo que supone toda una revolución.

Es decir, cuando nos pongamos el headset podremos estar pegando tiros si miramos hacia adelante, pero echar un vistazo a nuestro lado para tener el escritorio de Windows con nuestro correo abierto por si recibimos notificaciones y a la derecha Netflix con algún episodio de Padre de Familia en reproducción (uno de esos que hemos visto 50 veces).

Las posibilidades son enormes. Podemos usar la propia red social de Facebook, navegar por Google Maps para comprobar distintas localizaciones, abrir Google Earth, combinar varias aplicaciones de forma simultánea o estar en contacto con nuestros seguidores mientras realizamos una emisión en streaming desde Twitch. ¿Preferimos cambiar el sonido de un juego por nuestra propia música en Spotify? También lo podemos hacer, y al mismo tiempo no nos olvidemos de echar un vistazo al monitor que registra los movimientos que realiza nuestro hijo mientras está durmiendo en la habitación.

Todo esto se representa en la nueva función Oculus Dash que busca, como decíamos, que tengamos la costumbre de ponernos nuestro headset en cuanto lleguemos a casa. Todo estará conectado a nuestro alrededor con el casco de realidad virtual y no habrá nada que se quede fuera. Seguimos teniendo limitaciones, porque al fin y al cabo no podemos comer ni satisfacer otras necesidades reales en la realidad virtual, pero en el sentido del entretenimiento, todo se queda cubierto con el entorno que ofrece este sistema con multimonitor.

Todo forma parte de un plan a largo plazo que integrará el headset de realidad virtual con todos los servicios de los que hagamos uso en el hogar y que incluso nos permitirá trabajar de una manera eficiente y rápida. Es parte del futuro, pero todavía costará que se normalice.

Vía: Oculus

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...