TikTok también se retira temporalmente de Hong Kong

TikTok se une al grupo de empresas que han decidido detener sus operaciones en Hong Kong hasta que se arreglen las cosas.

La terrible situación que se está viviendo en Hong Kong ha llevado a que las grandes empresas del mundo con presencia en el lugar decidan poner cartas en el asunto y apoyar a la causa. Con anterioridad, Twitter, Facebook y Google, ya habían anunciado su intención de suspender su presencia en esta región administrativa. Y ahora quien se une al carro es TikTok, la famosa app de vídeos de origen chino.

Y suponemos que este va a ser un duro golpe para las autoridades chinas, puesto que la suspensión del servicio que proporcionan las redes sociales antes indicadas, así como Google, no causa tanto daño como que un servicio originario de China haga lo mismo. Ese es un insulto nacional y un golpe en el ego de las autoridades pertinentes que posiblemente tendrá repercusiones.

TikTok es propiedad de la empresa china ByteDance, que es conocida mundialmente como la startup de mayor de todo el planeta. No obstante, sabemos que aunque TikTok tenga un origen chino, sus propietarios están intentando lavar la cara de la app en tiempos recientes para hacerla cada vez más occidental y que así pueda ser tolerada incluso por los gobiernos más sensibles. Por ello se ha contratado a un CEO nortamericano, un ex de Disney, y se han hecho ajustes en la filosofía de la app.

Que TikTok apoye a la causa en Hong Kong y que retire su presencia es solo otra demostración de ese nuevo perfil que intenta ofrecer la compañía. Quieren que les pongan en el mismo saco que Facebook y Twitter y posiblemente estén dispuestos a lo que haga falta para ello. Pero de momento, las autoridades de determinantes lugares no cambian de parecer.

Recientemente Estados Unidos ya dijo que la app suponía un riesgo para la seguridad nacional e incluso se ha llegado a prohibir en los dispositivos móviles que usan los militares del ejército y la marina. El gobierno norteamericano se ha mostrado muy en contra del existencia de un servicio como este que creen que no tiene precisamente buenas intenciones.

TikTok es, en realidad, una red social revolucionaria y de un éxito sin precedentes. Este año llegaron a los 2 mil millones de descargas en Google Play y App Store y las cantidades de usuarios que usan el servicio a diario son espectaculares. Su secreto se encuentra en lo dinámico que es consumir contenido de vídeo en la app. Los vídeos tienen una duración máxima de 15 segundos y se pueden saltar simplemente deslizando el botón, lo que hará que nos cargue el siguiente vídeo recomendado.

En nuestro caso tenemos que decir que, después de haber probado y consumido vídeos de TikTok durante un periodo de tiempo de prueba, creemos que es una app peligrosa. Peligrosa no por los motivos que arroja sobre la mesa el gobierno de Estados Unidos, sino porque lo que está fomentando es el siguiente paso en la modificación de los hábitos de los consumidores. Cada vez se presta menos atención a los contenidos y se les da una menor relevancia y valor. Además, la capacidad de atención de los usuarios se reduce de forma significativa, ya que se acostumbran a que el vídeo que están viendo les dé todo lo que tiene en un periodo de 15 segundos.

Esto se convierte en un mal hábito que no se reconoce a primera vista, pero que poco a poco se va quedando grabado en el día a día de los usuarios. Si analizamos el comportamiento de un usuario que tiene costumbre de ver vídeos en TikTok de manera diaria y luego comparamos con la forma en la que consume vídeo en YouTube, apreciaremos que desde el uso de la app de vídeos cortos esa persona ha comenzado a generar un hábito de intranquilidad y prisa que no tenía con anterioridad. Los vídeos de YouTube comienzan a ser avanzados hacia adelante con saltos debido a que se genera una sensación de impaciencia elevada. Y la culpa la tiene TikTok.

Por si esto fuera poco, TikTok es una app que ha calado hondo entre los jóvenes, incluidos muchos niños de alrededor 10 años, lo que lleva a que se generen en ellos unos hábitos de impaciencia que no resultan nada beneficiosos. Esos usuarios en el futuro dejarán de consumir TikTok, pero seguirán manteniendo unos hábitos a los que les ha inculcado esta aplicación. Solo hay que ver el salto generacional entre adultos acostumbrados a ver películas tranquilamente delante de la televisión sin hacer ninguna otra cosa, que fijarse en estos «niños TikTok» que no pueden mantener la capacidad de atención y requieren de otros estímulos para poder disfrutar lo que están viendo en la pantalla.

No entendemos cómo no se están viendo los problemas de este tipo de apps. Al final toda la responsabilidad la tienen los padres, pero por desgracia muchos de los padres no entienden ni saben lo que genera el uso de estas aplicaciones.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...