Review: Samsung Pay, pagar con el móvil es muy sencillo

La aplicación Samsung Pay es una de las herramientas mejor preparadas para hacer pagos con el móvil.


Métodos de pago con el móvil hay muchos, no siendo algo que haya aparecido de repente. Se habla mucho sobre Apple Pay, pero la pura realidad es que Apple Pay aún no está disponible en España. Lo que sí está casi disponible es Samsung Pay, el servicio de su competencia más directa. Se comenta que llegará oficialmente en las próximas semanas a la vista de que Samsung ya ha comenzado a firmar contratos con entidades que le proporcionarán su apoyo. Por suerte, Samsung Pay no es un sistema que nos resulte desconocido, dado que lo hemos tenido ocasión de ver en acción en multitud de ocasiones.

El lanzamiento en España

Como decimos, resulta inminente. Hay socios de Samsung que se han adelantado a decir que se producirá en el plazo de las próximas semanas. Sería raro que termináramos el mes de abril (el cual aún no hemos comenzado, somos conscientes) sin que tuviéramos acceso en nuestro móvil a Samsung Pay. Es posible que el lanzamiento se produzca incluso antes. El servicio ya ha firmado colaboración con CaixaBank, Abanca y con El Corte Inglés. Aún así, es de imaginar que se vayan uniendo más nombres a la lista de socios que trabajarán con Samsung Pay, puesto que la idea es que todo tipo de comercios y empresas acepten este sistema de pago con el móvil.

Al adelantarse a Apple Pay y Android Pay, Samsung se posiciona con fuerza en el mercado español y se convierte en la marca que podría abanderar el mercado de los pagos con el móvil. No obstante, habrá que ver si el público español está preparado para este tipo de servicio o si prefiere mantenerse apartado de su funcionamiento.

Conociendo la aplicación

No hace falta que os expliquemos que el método de funcionamiento de la herramienta consiste en que podamos hacer pagos con el móvil sin sacar dinero en efectivo del bolsillo y sin sacar la tarjeta de la cartera. Es la siguiente revolución en el mundo de los pagos. Pasamos de utilizar el efectivo por la opción de la tarjeta y ahora dejamos la tarjeta y adoptamos el teléfono. Es parte del proceso del que se había venido hablando desde años atrás y que está dirigido a producir una serie de importantes beneficios, como un claro aumento de seguridad.

La manera en la que hacemos pagos es muy sencilla, dado que desde el comercio se crea una señal a la cual nosotros reaccionamos con un deslizamiento en la pantalla del móvil. Tan simple como eso y la comunicación cercana entre el tarjetero del negocio y nuestro móvil se ocuparán de que se termine el proceso de pago. Es un sistema que tiene tantos aspectos positivos que es difícil imaginar que no se llegará a convertir en una nueva mecánica de pago instaurada entre todo tipo de personas, al menos cuando lleve un tiempo en activo y se extienda.

Por si os preguntáis en qué se basa la seguridad de la app, hay que decir que la activación en el momento del pago la hacemos con la huella o con un número pin. Lógicamente, el estándar deseable es la huella, dado que no requiere ningún tipo de complicación más allá de colocar el dedo en el botón del móvil. Para entender el alto nivel de seguridad que se proporciona tenemos en cuenta que el número de la tarjeta de crédito se queda solo en el móvil y que ni siquiera llega al negocio donde hemos realizado la compra. Solo se envían números temporales por cada una de las operaciones, lo que implica que es virtualmente imposible que se produzca un problema de seguridad.

Pagar con el móvil

Y si nos encontramos en un momento en el cual pensemos que es mejor que nuestra tarjeta no esté dentro de la app, podemos borrarla con facilidad desde cualquier lugar. Por lo tanto, no debería haber ningún problema de seguridad en el uso de la herramienta, lo que ayudará a que se convierta en un método más utilizado.

El problema de la compatibilidad

El gran inconveniente de Samsung Pay se encuentra en el rango de compatibilidad que existe con terminales móviles disponibles. Lo que nos gustaría a todos es que la app estuviera disponible en la gran mayoría de smartphones dotados de Android. Pero en lugar de eso lo que ocurre es que el servicio solo está disponible en una escasa cantidad de terminales recientes de Samsung. Esa lista incluye los modelos más avanzados, como el nuevo e inminente Galaxy S7, pero no incluye los terminales con Android más avanzados del mercado que corresponden a otros fabricantes. Si esto cambiará o no en el futuro es algo que descubriremos en el futuro.

Hoy por hoy Samsung tiene mucho potencial, pero no queda aprovechado por la falta de terminales en las que aprovechar el servicio que proporciona la app. Cuando llegue Apple Pay y Android Pay habrá que ver cómo reacciona el mercado.

Vía: Google Play

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...