Microsoft deja de vender eBooks y devuelve el dinero de los libros comprados

Todos los eBooks que compramos con Microsoft desaparecerán, pero se devolverá el dinero de las compras.

Microsoft eBooks

No es la primera vez que el mundo digital se encuentra con una situación delicada debido a la desaparición de contenidos que teóricamente siempre iban a estar disponibles en el ciber-espacio. Hoy es Microsoft, una veterana en esto de saltar del barco, la que da la nota desvelando que su tienda y servicio de eBooks desaparece en este mes de julio y deja a los usuarios totalmente vendidos. Principalmente porque los libros digitales disponibles en el servicio de Microsoft desaparecen sin dejar ningún rastro, tanto los gratuitos como aquellos por los que hubiéramos pagado.

Por supuesto, para Microsoft esta es una decisión llena de polémica y riesgo. Se supone que la compañía no puede hacer algo así sin encontrarse con posibles consecuencias legales. En el mundo de la compra-venta de contenidos digitales no se puede tomar la decisión un día de eliminar y quitarle todo lo que tus clientes han comprado en los últimos años.

Para no tener problemas y reducir las repercusiones, así como para blindarse legalmente, lo que Microsoft ha anunciado es que va a devolver todo el importe de los eBooks que se hayan adquirido a lo largo del tiempo en su tienda. Es decir, que aunque lo que ocurre con la desaparición de estos libros es indudablemente una tomadura de pelo, lo cierto es que habrá muchos usuarios que se alegren de recibir de repente un ingreso extra. Además, se pagará un extra para los usuarios que hicieran anotaciones en sus libros.

Lo que no entendemos es realmente si esta decisión beneficia a Microsoft de alguna manera. ¿De verdad devolver absolutamente todo lo recaudado a lo largo del tiempo es una decisión viable que no vaya a pasar factura a la empresa? ¿no sería más fácil dejar el servicio bajo respiración asistida para que no se vendan más eBooks pero que sigan funcionando aquellos ya distribuidos? Es posible que si Microsoft ha optado por la decisión de cortar por lo sano se deba a que, en realidad, tampoco habían vendido tantos libros como para que el problema se convierta en un obstáculo en sus cuentas. En realidad era lo que todo el mundo se imaginaba, dado que competir con los líderes del mercado del libro digital, como Amazon, es realmente complicado.

La reacción de muchos de los seguidores de Microsoft ha sido la misma: “¿Pero Microsoft vendía eBooks?”. La realidad triste y contundente era que la compañía no tenía presencia en este mercado, así que en cierto modo todo encaja dentro de los límites de lo razonable. Lo que no nos gusta es volver a confirmar lo voluble de los contenidos digitales y el cómo vemos que no tenemos ningún control sobre aquello que compramos. Por ello los libros físicos siguen teniendo tanta importancia para las personas, porque no hay confianza en que el contenido digital vaya a estar siempre disponible.

Foto: Free-Photos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...