La historia del profesor que mandó el emoticono de la caca a una madre preocupada

Sorpresa en Estados Unidos a la vista de cómo ha utilizado los emoticonos el director de una escuela al comunicarse con una madre.

emoticono de la caca

Una de las historias más curiosas en cuanto a la relación entre padres y los profesores de su hijo ha surgido en Miami. Un profesor de una escuela de la ciudad de Florida (el director de la misma para ser más exactos) recibió un mensaje de una madre preocupada, a la que acabó respondiendo recurriendo al emoji de la caca.

La noticia la contó en primicia el Miami Herald, diario local de la localidad. Nancy Tyler, una madre, escribió un correo electrónico a Alfredo de la Rosa, el director del Miami Arts Charter School, un colegio público de gestión privada. Al parecer, estaba preocupada porque uno de los profesores de inglés del centro se había ausentado en las últimas clases y aún no se le había encontrado sustituto por parte de la dirección.

La respuesta del director no fue amistosa, tal y como se puede comprobar en las capturas del Miami Herald. De la Rosa le echaba en cara a la madre que “volvía a equivocarse” en su planteamiento, además de reprocharle que estaba continuamente quejándose al centro sobre diferentes aspectos. Por lo que se entiende que ambos habían tenido un enfrentamiento (o varios) con anterioridad y se conocían, para bien o para mal.

La madre respondía recordando al director que no se les había informado de que uno de los profesores había sido detenido por haber tenido relaciones sexuales con uno de los alumnos, a lo que el director le respondió que para qué iban a hacerlo, ya que dudaba de que ella fuera a hacer una contribución positiva más allá de quejarse o ser negativa con el centro.

Al final del mensaje, De la Rosa empezaba a perder los papeles, utilizando palabras en mayúscula para dirigirse a la madre criticando varias faltas de ortografía que había tenido en sus correos previos, para finalizar con el pato fuerte. Sobre un fondo negro, el director colocó un emoticono de caca de proporciones considerables.

Ante el revuelo que se ha generado en Estados Unidos tras la aparición de la noticia y la filtración de la cadena de mensajes entre el director y la madre, el primero ha salido al paso para pedir perdón por lo ocurrido y reconocer que había sido “una estupidez” el tono utilizado en la discusión, así como el final escatológico. Aun así, explicaba que su relación con la madre en cuestión había sido tormentosa desde hacía años, y que no había vuelto a tener comunicación con ella desde que le mandó el polémico emoticono.

Vía: CNET

Foto: Alexas_Fotos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...