Gmail se reinventa con una nueva versión más profesional y comprometida

Gmail se actualiza en 2018 para ser una herramienta más dinámica, rápida y eficiente en el contexto actual.

mail más profesional

El correo electrónico es una de esas herramientas que por mucho tiempo que transcurra continúa teniendo la misma relevancia. No hay reducción en su uso, quizá sí de forma personal, pero en términos empresariales y profesionales el correo electrónico continúa siendo imprescindible. Y posiblemente lo seguirá siendo tal y como hoy día lo es el correo tradicional. ¿Cuántas cartas de amigos nos llegan al buzón? ¿pero cuántos paquetes, sobres o cartas recibimos de aspectos que son más de terreno profesional que de nuestro día a día? Ahí podemos ver la similitud.

La cuestión es que con eso en mente es normal que los líderes del sector del correo electrónico estén intentando refinar sus experiencias de usuario para conquistar el mercado y ofrecer un rendimiento que esté más acorde a las exigencias actuales.

Dentro de ese paradigma la líder actual, Google, con su servicio Gmail, está poniendo en marcha una renovación del mismo con la que consigue exactamente eso. Se posiciona en el status quo actual del correo electrónico, lo mejora todo, lo potencia, lo hace más privado y controlado, asegurándose de que su nombre no termina desapareciendo con el paso del tiempo como ha ocurrido con otros servicios similares que han perdido fuelle a lo largo de los años (Yahoo, Hotmail y tantos otros).

La seguridad

Una de estas novedades la vemos representada en el modo confidencial, que se asegura de que el control de los correos enviados no termine en el momento en el que los hayamos mandado. Aunque esto era así en el pasado, ahora hay más allá. Por ejemplo, podemos configurar que los correos que mandamos se “conviertan” en algo como mensajes de Snapchat y que caduquen y desaparezcan una vez haya transcurrido cierto tiempo. Otro buen recurso de seguridad es incluir en los correos que enviamos un sistema de identificación de recepción. Es decir, que la persona que reciba el correo tenga que introducir una clave para poder leer el correo. Puede ser una clave simple y tonta, pero algo suficientemente eficiente como para que si alguien accede al correo del receptor no pueda leer los mensajes sin más.

Ahora los correos que enviamos se pueden proteger con derechos de administración y propiedad. ¿Qué significa esto? Que podemos marcar e incluir la jerga legal en los correos para evitar que el receptor lo imprima, lo descargue o lo redireccione a otra persona. Así no estaremos desprotegidos si mandamos información confidencial y el receptor se lo reenvía a alguien que no debería verlo. Y como extra se van a reforzar las medidas generales de seguridad para que lleguen menos mensajes de riesgo.

seguridad de Gmail

Inteligencia artificial

Los usuarios que trabajan con Gmail en su móvil ya saben que una de las grandes revoluciones que se produjeron en la herramienta fue la introducción de un sistema de inteligencia artificial. Este permite crear respuestas muy rápidas que permiten con un simple toque enviar mensajes que nos den la oportunidad de ahorrar tiempo y esfuerzo. Algunas de estas respuestas rápidas incluyen frases como “¡Recibido!” o “Estoy ocupado”. Cada vez las respuestas inteligentes se usan más y actualmente un 10% de todas las respuestas de Gmail se hacen con ellas, por eso es importante que este sistema llegue también a la versión web de la herramienta.

Otra mejora está dirigida a que podamos gestionar nuestra bandeja de entrada mejor y que no lleguemos a acumular miles de mensajes sin leer (venga, sabemos que a vosotros también os ha pasado tanto como a nosotros…). El sistema nos recordará que tenemos que leer o responder mensajes y también tendremos opciones para silenciar y esconder mensajes durante un tiempo específico, crear notificaciones y sistemas de prioridad, entre otras acciones. Gmail ahora también es suficientemente inteligente para recomendarnos que nos borremos de ciertas listas de correo electrónico de fuentes que nunca leemos. Quizá a nosotros nos dé pereza borrarnos, pero si Gmail nos ayuda a agilizar el proceso posiblemente lo hagamos.

Nuevas opciones para aumentar el dinamismo

El planteamiento del que parte esta nueva encarnación de Gmail en versión web es de trabajar desde la bandeja de entrada y hacerlo con la menor cantidad posible de clics. Todo tiene que ser más dinámico, más rápido e inmediato, para que no tengamos tentaciones de cerrar ventanas a lo loco y no nos cansemos de tener un montón de páginas abiertas. Los archivos adjuntos se abren más rápidamente y las acciones adicionales se pueden realizar de forma inmediata, como archivar un mensaje o configurar un sonido de alarma.

También se potencia la integración con otras aplicaciones, y no solo con las de Google del tipo de Google Calendar, sino también con herramientas de empresas alternativas. Se intenta que el vínculo entre aplicaciones sea mayor y que así no haya que complicarse en el uso ni tener muchas pestañas abiertas. Las listas de tareas, por otro lado, ahora se pueden crear arrastrando correos electrónicos a ellas, lo que ahorra tiempo y esfuerzo.

Vía: CNET

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...