Empleado de Microsoft opta por Chrome en medio de una conferencia

Uno de los empleados de Microsoft recurre al navegador Chrome cuando Edge le falla durante una conferencia.

Chrome al rescate

Esto es motivo de despido seguro (depende de cómo tengan el día los de recursos humanos en Microsoft). Durante un evento reciente el especialista Michael Leworthy, que trabaja en el equipo Azure de Microsoft, estaba dando una charla cuando a la mitad de la misma el navegador Edge de Microsoft se quedó colgado. No había manera de hacerlo funcionar y de continuar con la charla, estaba muerto. ¿Qué hacer ante este tipo de situación?

Lo que hizo Michael Leworthy fue tomar una decisión rápida y efectiva que evitara que su público se impacientara y sufriera una larga espera. Dijo “me encanta cuando las demos se cuelgan” y luego añadió “voy a instalar Chrome”. Hubo una risita por parte del especialista a la que siguió la propia carcajada entre los asistentes, que está claro que no tienen porqué disimular que no saben que Edge no es el navegador perfecto con el que soñaba Microsoft.

Luego se descargó Chrome y cuando la instalación le preguntó si quería ayudar dando estadísticas de uso Leworthy mencionó “No vamos a hacer que Google mejore” en tono humorístico para rebajar el hierro de lo que había ocurrido sobre el escenario. La presentación pudo continuar con Chrome y como si no hubiera pasado nada.

Este tipo de actitud no está del todo bien vista por la mayoría de empresas, dado que se busca fidelización máxima y ciega por sus productos, pero la situación en la que se encontró Leworthy requería hacer algo que no provocara problemas entre los asistentes a la conferencia. Al menos podríamos decir que Leworthy no tenía Chrome instalado previamente en el ordenador y que tuvo que llevar a cabo la descarga del programa. Peor habría sido que hubiera abierto el navegador y que ni siquiera hubiera dado la opción de “¿quieres hacer que Chrome sea tu navegador favorito?”. Eso sí que habría sido preocupante.

Como decíamos, aunque Microsoft tenía muchas esperanzas en que Edge se convirtiera en un navegador revolucionario, hoy por hoy no han conseguido superar en rendimiento a la competencia. Chrome es más rápido y aunque no está exento de errores, su estabilidad es superior. Lo mismo ocurre con Firefox, notándose que Microsoft tiene que seguir trabajando en Edge para que pueda llegar a la posición de liderazgo que desea la compañía. Mientras tanto ya sabéis, el día que tengáis problemas con Edge solo tenéis que recurrir a Chrome para salir del apuro.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...