Consejos e ideas para tener citas virtuales y ligar online

Os damos algunas ideas que quizá os vengan bien si estáis pensando en tener una cita virtual y no queráis aburriros.

Tener citas virtuales y ligar online se ha transformado en los últimos meses como una necesidad y no una opción. A lo largo de la pandemia no había forma de salir de casa, así que si usábamos Tinder y otras aplicaciones similares la única opción que teníamos a nuestra disposición era la de usar la inventiva para poder conocer personas. Los chats se quedaban cortos pronto y había que pensar en soluciones que fueran más allá de la videoconferencia con tintes… para adultos, porque por mucho que no lo parezca, todos buscamos algo más profundo y romántico.

La situación ahora ha mejorado un poco, ya podemos salir, aunque muchas de las actividades que realizábamos antes con personas a las que habíamos justo conocido no las podemos hacer. Por eso aunque podamos salir de casa, se están imponiendo medidas virtuales para aportar un poco de frescura y que las citas sean más profundas como forma de que podamos conocernos mejor y tener momentos inolvidables.

1. Sesión de cine virtual

En el pasado esto se hacía por teléfono y con la televisión, pero es algo que podemos seguir haciendo de una manera digital y virtual. No os vamos a contar historias de cómo los jóvenes de los 80 y 90 hablaban por teléfono en la línea fija de toda la vida cuando saltaban los anuncios en la cadena de televisión que estábamos viendo al mismo tiempo con un amigo o esa persona tan especial. Ahora podemos conectarnos por videollamada de WhatsApp para vernos las caras o simplemente hacerlo con mensajes mientras desde ambos lados estamos conectados a Netflix viendo la misma película. O podemos usar una de las herramientas que hay para ver películas compartiendo sesión de Netflix, un método que no es oficial, pero que goza de gran popularidad.

No hay anuncios de televisión en los que podamos hablar de una forma distendida, pero seguro que encontramos algún momento para parar la reproducción o para hacer algunos comentarios mientras está pasando algo que no resulta muy importante en la película.

2. Dibujar juntos

Si nos apasiona el dibujo o tenemos un especial talento para ello (o si es todo lo contrario también puede resultar divertido), una buena idea puede ser que hagamos una sesión de dibujo. La forma sencilla es con papel y lápiz y luego enseñarnos los resultados. Pero si buscáis seguro que vais a encontrar aplicaciones de móvil que os permitan hacerlo en vivo de una forma digital, con lo que seguro que la diversión aumenta. En el pasado había herramientas web que ofrecían hacer oekakis, una palabra japonesa que se traduce como «garabato». Aún se pueden encontrar algunas de ellas, pero lo mejor es ir de cabeza a por las versiones de móviles.

3. Juegos online

No hay que ser unos gamers para que disfrutemos de una cita virtual con una persona con la que nos lo queramos pasar bien y hacerlo dentro de un videojuego multijugador. Y si nos gusta el gaming… ¡es la mejor opción! Podemos elegir la propuesta que más encajará con lo que busquemos dependiendo del nivel de interés por los videojuegos que tengamos ambas personas. Si por ejemplo, los dos tenemos una Nintendo Switch, seguro que hay juegos en los que podemos coincidir. Y si nos gustan los juegos de rol online, será un buen lugar donde pasar horas jugando, leveando y chateando. Para los menos aficionados a los videojuegos tenemos propuestas gratuitas que nunca pasan de moda, como el parchís online. En cualquier caso, todo depende de lo que nos apetezca. Y si queremos potenciar la experiencia, nada mejor que el uso de una herramienta para hablar en vivo como Discord, la cual podemos conectar a todo tipo de juegos.

4. Visitar museos virtualmente

¿Qué hay más romántico que irte de museos con tu cita? No es que sea algo muy de moda, pero entre ciertas personas es lo primero que se hace para romper el hielo. La buena noticia es que hay multitud de museos que permiten disfrutar de recorridos virtuales que utilizan, por ejemplo, la tecnología de Google. En otros casos son vídeos de YouTube que van recorriendo el museo o páginas interactivas donde además de ver cuadros o esculturas tenemos una buena descripción de cada una de ellas. Lo podemos disfrutar al mismo tiempo compartiendo la pantalla de nuestro dispositivo o mediante teléfono. En cualquier caso, lo importante es que lo hagamos simultáneamente y que vayamos pasando obra por obra a la vez, para que uno de los dos no termine la exposición media hora antes que el otro y que podáis ir comentando cada cosa que veáis.

5. Escuchar o leer un libro

Como podéis ver, aquí lo que estamos haciendo con estas ideas es daros propuestas que os encajarán más o menos dependiendo de vuestras aficiones y las de vuestra cita. Pongamos que no os gustan los museos, ni las películas, ni los videojuegos, pero que sí os gusta leer. Una buena idea es que leáis el mismo libro a la vez o que, incluso mejor, que lo escuchéis. Esta segunda opción es mucho mejor porque os va a permitir avanzar exactamente al mismo ritmo, dado que ya se sabe que leyendo de forma personal cada uno tiene un ritmo y podríamos llegar a desestabilizarnos. Además, al escucharlo a la misma vez es una experiencia más bonita.

6. Ver un concierto

No es que ahora esté la cuestión como para irse de conciertos, por lo que desde casa lo que vamos a hacer es participar virtualmente en un concierto que nos guste. En YouTube tenéis miles de propuestas, así que seguro que indiferentemente de cuál sea la música que os guste a los dos, encontráis un concierto con el cual coincidáis y podáis pasar un buen rato.

7. Resolver una sala de escape

Los escape rooms son una afición que cada vez está más de moda y la cual no podemos disfrutar tampoco de una manera presencial. Por suerte, hay empresas que están volcándose por llevar la moda de los juegos de escape a Internet. Algunas los ofrecen de manera gratuita, mientras que otras requieren una inscripción y pago. Podemos buscar en Google y encontraremos de diversos temas, en varios idiomas y divididas por niveles de dificultad. Son experiencias que desde el ordenador o el móvil no tienen tanta gracia como en la realidad, pero que sin duda nos van a ofrecer un gran rato de diversión con nuestra cita.

8. Sesión de nostalgia

Si compartimos generación con la persona de la cita, algo que seguro que nos llega a unir mucho es disfrutar de una sesión nostálgica de anuncios de televisión, música y otros elementos de la época en la que éramos jóvenes. Gracias a YouTube podemos encontrar todo el contenido que queramos y eso seguro que provoca que hablemos y nos contemos anécdotas e historias personales con las que seguro que nuestra relación aumentará.

9. Cocinar juntos

La videollamada va a ser clave para que os pongáis manos a la obra con la intención de probar a cocinar al mismo tiempo el mismo plato. ¿Quién lo hará mejor? Lo que está claro es que las risas están aseguradas, sobre todo si uno de los dos no es demasiado habilidoso tras los fogones. Luego no olvidemos que nos tocará comernos lo que hayamos cocinado, esté bueno o no.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...