Donald Trump no se lleva bien con los ordenadores

Al Presidente Donald Trump le dan miedo los ataques hackers y el robo de documentos confidenciales.

ordenador de Donald Trump

En pleno siglo XXI las nuevas tecnologías se han impuesto en la sociedad y son una herramienta indispensable para el desarrollo de nuestra vida diaria. Muchos son los dispositivos que hoy en día utilizamos para desarrollar diferentes actividades, siendo el ordenador uno de los principales. Sin embargo, aún sigue habiendo muchas personas que no confían en ellos, sin ir más lejos, el mismísimo Donald Trump ha criticado con dureza el funcionamiento de esta herramienta digital.

Es cuanto menos paradójico que el Presidente de uno de los países más influyentes del mundo y que se encuentra en la vanguardia del sector de la investigación tecnológica haya declarado que no se fía de los ordenadores como vía de comunicación. El hombre piensa que estos no son seguros en cuanto a confidencialidad se refiere.

Quizá esto sea un preludio de lo que podría llegar a ser el gobierno de Trump en los próximos años, pues el magnate quiere volver a adoptar medidas ya anticuadas para enviar sus mensajes gubernamentales. El presidente apuesta por un servicio de mensajería “a la antigua usanza”, en el que una persona de confianza lleva el típico sobre a su destinatario. No entendemos cómo no ha pensado en palomas mensajeras y en su habilidad para desplazar cocos.

¿Saltarán las alarmas por estas declaraciones? Levantamos la mirada y decimos “pues… ya veremos”. Si Trump rehuye de las herramientas digitales, que son la base de la sociedad actual, para desarrollar diferentes actividades puede que en otros sectores también imponga otras medidas pasadas de moda. Es posible que instaure la moda de la pajarita o que todos volvamos a utilizar la Coca-Cola como medicina y no como refresco.

El presidente de los Estados Unidos ha apuntado como causa de su desconfianza el hacking ruso, si bien es cierto que también ha añadido que este país no puede ser el único culpable de este problema, ya que piensa que hay otras regiones que también están preparando a sus hackers. Le da miedo que un grupo de hackers rusos, chinos y de mil países más, se quiera meter en los sistemas informáticos de la Casa Blanca para robar documentos confidenciales. Aún así, ha explicado que esta acusación es una hipótesis muy seria y que seguirá investigando hasta conocer dónde radica el problema. Porque ya sabéis que a Trump le gusta hablar primero y pensar después (es parte de su encanto).

¿Pero será que Trump no confía en los ordenadores porque sabe de buena mano que se pueden hackear? Algún amigo de las teorías conspiratorias ya está uniendo cabos y nos da la sensación de que pronto habrá una película de cine hablando de ello (“pronto”, cuando se acabe el liderazgo de Trump en la Casa Blanca, allá por 2028). De momento, parece que Donald Trump va a imponer en algunos sectores unas medidas muy retro hacia las nuevas tecnologías. ¿Pero no se supone que lo retro está de moda? Los norteamericanos más hipsters deberían alegrarse, pronto podrán ver mensajeros a caballo, en bicicleta o incluso corriendo, por las calles de Washington. Y nosotros, al escribir de ello, no podemos dejar de pensar en el mensajero del inicio de la película 300… ¡esto es Esparta!

Foto: Gage Skidmore

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...