Ayudar a luchar contra el COVID-19 con el ordenador es posible

La investigación que realiza el proyecto Folding@home permite que todos participemos colaborando con la potencia de nuestro ordenador.

hand-2722108_1280

La manera en la que el COVID-19 está afectando a nuestras vidas es drástica. A todos nos está pasando factura de una u otra manera, y lo que en muchos casos nos duele es que no tengamos ninguna oportunidad de ayudar en la batalla más allá de permanecer en casa. Por eso os queremos hablar del trabajo que se está haciendo ya actualmente con Folding@home, una iniciativa a la cual nos podemos unir para aportar nuestro granito de arena y que tengamos una manera adicional de plantar batalla a la infección.

El programa Folding@home existe desde hace tiempo y recordamos haber hablado de él con anterioridad. Normalmente se usa para luchar contra otras graves enfermedades, como el Ébola, pero desde que el coronavirus ha hecho tanto daño a la sociedad no hay duda de que todos los recursos se han volcado en su lucha. De lo que consiste la iniciativa es de que dejemos nuestro ordenador trabajando cuando no lo estemos usando. Toda esa potencia de uso que tiene la máquina, con la CPU, la memoria RAM y los demás componentes, se puede utilizar de manera que la investigación que se está realizando del coronavirus pueda avanzar a una mayor velocidad.

Por supuesto, el usuario no tiene que trabajar propiamente dicho, sino que es su ordenador el que se ocupa de todo. El objetivo es que la máquina realice una serie de trabajos aprovechando esos momentos en los que no usamos el equipo, como cuando estamos durmiendo. Tal y como apuntan los responsables de Folding@home, hasta los amantes del gaming con mejores ordenadores y los diseñadores gráficos tienen que dormir, así que es una buena idea que puedan ceder ese margen de tiempo del equipo para determinadas tareas.

La forma en la que funciona Folding@home es sencilla, pero al mismo tiempo compleja. Sin que nos tengamos que preocupar de nada, nuestro ordenador comenzará un proceso de investigación con una pequeña cápsula de información-datos y se pondrá a trabajar en ello. En el momento en el que termine y se hayan llevado a cabo una serie de cálculos y estimaciones, la información que se proporcione como resultado se subirá de manera automatizada a los servidores del proyecto de investigación para que sus responsables puedan acceder a los datos. En ese momento el ordenador volverá a conectarse, aceptará otro encargo de investigación y repetirá el trabajo una y otra vez durante todo el tiempo que tengamos el programa activo.

computer-313840_1280

Lo que quieren los responsables de Folding@home es que el mundo colabore con su iniciativa de una manera sana y coherente. No buscan que haya personas que sacrifiquen el uso de su equipo a favor de realizar más o menos procesos de investigación, sino que lo que quieren es que adoptemos la costumbre de dejar que el ordenador trabaje cuando nosotros no tengamos pensado estar en él. Si nuestro equipo no es muy rápido ni potente es posible que pueda colaborar menos, pero cualquier tipo de acción que podamos llevar a cabo será bienvenida.

Si bien normalmente hay unas 30 mil personas que colaboran de manera desinteresada en las investigaciones de Folding@home, con la irrupción del trabajo alrededor de coronavirus las cifras han aumentado. Se han inscrito más de 700 mil personas dispuestas a contribuir, a ver cómo se desarrollo todo y a intentar que las investigaciones que se estén realizando terminen teniendo efectos positivos. Al fin y al cabo, ahora mismo el mundo entero, con laboratorios situados en las cuatro esquinas del planeta, está trabajando en sintonía con un objetivo común, que no es otro que poder terminar con el coronavirus de una vez por todas. Algunos países ya están al borde del colapso, como es el caso del nuestro, y otros se encuentran pasando por momentos muy duros en los que se amenaza con crearse una situación de pánico de forma inminente. También hay regiones del globo en las que todo sigue bien y en las que solo un par de casos parecen haberse extendido.

Vivamos donde vivamos lo importante es que entre todos podamos llegar a un desenlace, al descubrimiento de una medicina efectiva al 100%, de una vacuna, de algo que nos ayude. Se pide unidad y colaboración, que dejemos de lado nuestras discusiones, odios y enfrentamientos. Lo ha dicho el Papa, lo han dicho los políticos y los sanitarios. Todos tenemos que estar concentrados en lo que se refiere a la lucha contra el virus, hasta dentro de un tiempo será nuestra máxima prioridad. Y después de derrotar al virus, porque lo derrotaremos, será el momento de reconstruir, de gestionar la economía y de ponerlo todo de nuevo en orden, algo que lógicamente será muy complicado. Pero no se puede decir que no tengamos fuerzas para conseguirlo. Y participar en un proyecto como Folding@home es posible que nos ayude a sentirnos más comprometidos y más activos con lo que estamos haciendo.

Vía: Folding@home

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...