Apple abandonará los procesadores de Intel

Apple ha tomado la decisión de introducir sus propios procesadores en sus ordenadores y así no seguir usando los de Intel.

Apple logo

La empresa estadounidense Apple tiene la intención de abandonar los microprocesadores de Intel en sus ordenadores Mac y comenzar a usar sus propios procesadores a partir de 2020. Esta iniciativa se conoce con el nombre de Kalamata y según la misma Apple pretende comercializar los primeros ordenadores portátiles MacBook con procesadores diseñados y fabricados por ingenieros de la propia compañía. Algo que ya se hace con los teléfonos móviles iPhone y los tablets iPad.

Apple tiene algunos ejemplares en funcionamiento con sus propios procesadores, pero de momento son solo prototipos y deben ser revisados varias veces más antes de lanzarlos al mercado. Estos han sido creados sobre la arquitectura ARM, por lo que son incompatibles con la actual, que es X86 y que son los que usan los procesadores Intel.

A pesar de esto, Apple conoce los componentes que se requieren para llevar a cabo el cambio de manera sencilla y sin riesgos, tanto para la compañía como para los clientes. Ese cambio podría hacerse progresivamente, llegando dichos procesadores primero a los ordenadores dirigidos a uso doméstico y, posteriormente, a los orientados al uso profesional.

Apple ha empezado a perfeccionar sus propios chips gráficos que acompañarán a los procesadores para conseguir que disminuya la dependencia de otros proveedores. Para ello la compañía tiene los procesadores Ax, que ya utilizan en algunos dispositivos y que han incrementado su potencia de forma considerable. Tanto es así, que Apple señala que muchos de sus iPad son más fuertes que varios ordenadores, enérgicamente hablando, que se han puesto a la venta este año.

El hecho de que Intel haya tenido que ir disminuyendo el tamaño de los chips que instalarían en los MacBook y Mac Pro ha hecho que tengan retrasos y problemas para entregarlos a Apple. Aunque Apple hace maniobras arriesgadas de este tipo, lo cierto es que sus ganancias aumentan cada año, a pesar de ser el cuarto fabricante de ordenadores más importante, puesto que es el único fabricante que crece de forma notable en un mercado con una gran competencia. Esta noticia no ha sido buena para Intel, no solo por la pérdida de un gran socio, sino porque con solo conocerse la noticia sus acciones han bajado un 9%. Sin embargo, Apple solo representa el 5% de los ingresos que obtiene Intel, así que tampoco debería ser un golpe tan drástico para su índice de beneficios a lo largo del año. Lo que sí les dolerá será el ego, eso sin duda.

Vía: Reuters

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...