¿Nos emocionaremos de nuevo con los móviles en 2019?

La tecnología móvil que reinará en este año 2019 estará liderada por las redes 5G y los móviles plegables.

Gráfico futuro

Ha comenzado 2019 y tenemos muchas dudas y preguntas. Por ejemplo, si a lo largo de este año 2019 vamos a volver a sentir interés por la telefonía móvil. Ya hemos dicho en varias ocasiones, y no es por ser vinagres, que estamos un poco to the top en cuanto a smartphones y tablets. Ya hemos visto suficiente y todo nos parece igual. Nos planteamos un futuro en el que se produzca el salto hacia una nueva generación de móviles o… dispositivos para comunicarnos a distancia (como queráis enfocar la materia).

La pregunta sobre si 2019 será el año en el que volveremos a emocionarnos la podemos responder echando un vistazo a lo que viene. Y lo cierto es que por ahora no estamos tan emocionados como podríamos imaginar, dado que hay dos elementos principales que a priori van a ser los que determinen el progreso de la telefonía móvil en 2019: la red 5G y los terminales plegables. Perdonad si no nos ponemos a dar saltos de alegría por ninguna de las dos cosas, porque tampoco pensamos que vayan a cambiar nuestra vida tal y como nos gustaría.

Las redes 5G van en aumento y se van a ir instalando a lo largo de los próximos meses. No ocurrirá con un chasqueo de dedos, pero sí que lo iremos viendo progresivamente. Pero ¿a qué nos lleva el 5G? ¿a tener un acceso más rápido a la red y realizar descargas antes? No es lo que parezca que necesitemos a la vista de que con el 4G solemos estar más que cubiertos.

Nos gusta pensar en las redes 5G como la herramienta para que el mundo pueda estar más conectado y en sintonía entre sus distintos dispositivos y herramientas. Es decir, si la velocidad 5G es necesaria para que se realicen operaciones quirúrgicas a distancia y que robots de la más alta especialización puedan llevar a cabo trabajos con exactitud minuciosa mientras un profesional los dirige desde la distancia, nos parece fantástico. Eso cambiará el mundo, aunque sea a través de cosas que no veamos de manera propia. A nivel de usuario nos parece que el 5G cambiará nuestras vidas menos de lo que podríamos creer. Quizá descarguemos una película entera en unos segundos en vez de esperar cinco minutos, ¿pero hay necesidad de ello? No hablamos de necesitar 3 días de descarga para que la película esté en nuestro dispositivo, algo que ocurría en los tiempos de los módems clásicos y los primeros años de Internet. Hablamos de pasar de minutos a segundos. No hay una necesidad imperiosa de ello y no es algo que pondríamos en primer plano si tuviéramos la oportunidad de elegir entre las prioridades que esperamos para el mundo de la tecnología.

tecnología 2019

El otro gran avance será el de los móviles plegables. Ya se han visto los primeros modelos y hay dispositivos concretos que van a llegar próximamente, siendo Samsung una de las marcas pioneras dentro de este tipo de terminal. La empresa ya empezó a desvelar este tipo de diseño años atrás y ha seguido empeñada en trabajar en este tipo de smartphone para conseguir ofrecérselo al público sea como sea. Lo último que se ha presentado es un Galaxy que no tiene mala pinta, pero que juega con el concepto del móvil plegable a un nivel que no requiere tanto desarrollo tecnológico como se había imaginado en esos prototipos más de ciencia ficción y futuro que de realidad actual.

Así, en vez de permitirnos tener un móvil que podemos plegar en trocitos pequeños para meterlo en un bolsillo de forma muy práctica, lo que se nos ofrece es un terminal que pliega sus pantallas y que da la sensación de estar inspirado en exceso en las consolas portátiles de Nintendo. No es una idea mala, ni mucho menos, pero le vemos potencial para que el concepto del teléfono plegable pueda terminar siendo algo más. Al fin y al cabo, nos gusta que un terminal que parece un móvil pueda transformarse en un tablet con el comodidad de la expansión de una de sus pantallas y del pliegue de la misma cuando no lo necesitemos, pero la idea del término “móvil plegable” nos hace pensar más en un dispositivo que nos meteremos en el bolsillo y que guardaremos como si fuera un simple cromo. Por lo tanto, es un tipo de concepto que hoy por hoy, en 2019, no nos sirve para ilusionarnos, al menos no demasiado.

Vamos a esperar a ver cómo progresa el año y no nos vamos a dejar llevar por el pesimismo. Veremos si en el CES cambian las tornas y si nos encontramos con algún giro de los acontecimientos en cuanto a lo que se espera de la tecnología de los móviles. Cruzamos los dedos para que alguien nos sorprenda de una forma muy positiva.

Foto: TheDigitalArtist

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...