Maserati Ghibli, con el primer motor diésel de la compañía

Con el Ghibli, Maserati tratará de seducir a nuevos públicos. Es que se trata de un coche más económico, funcional y dinámico, que igualmente hereda la elegancia del Quattroporte.

masseratti

Maserati ha decidido acoplarse en varios aspectos a las tendencias actuales del mercado. Por un lado, con el nuevo Ghibli amplía su gama de vehículos, bastante acotada hasta el momento. Al mismo tiempo, este coche tendrá un precio relativamente menor con relación a otros modelos de la marca y contendrá el primer motor diésel en la historia de la firma.

El Maserati Ghibli se podrá conseguir a partir de julio por un precio que rondará los 71.430 y los 97.000 euros. Inspirado en varios puntos en el Quattroporte, el Ghibli será sin embargo un vehículo de menores dimensiones, más liviano y con mayor dinamismo con respecto al otro modelo mencionado.

Presentará tres opciones mecánicas, dos a gasolina y una diésel, que será la primera en la historia de Maserati. Se tratará de tres bloques V6. Las dos alternativas a gasolina llegarán a los 330 y los 410 caballos de fuerza. Por su parte, la variante diésel alcanzará una potencia de 275 CV.

Será optativa la tracción total, mientras que los motores trabajarán integrados a un sistema de transmisión automática de 8 velocidades. El Maserati Ghibli marcará evidentemente un antes y un después para la marca. Es que junto al SUV Levante renovarán y ampliarán la gama de la compañía, que hasta el momento solamente estaba integrada por deportivos y berlinas de lujo.
Con el Ghibli ingresará en escena una berlina algo más pequeña, con un esquema de precios que lo acercará a un público más amplio, o por lo menos algo más extenso que aquel que abarca en la actualidad. El nuevo vehículo es 50 kilogramos más liviano que el Quattroporte, y además sus dimensiones son más acotadas: exactamente 29,1 centímetros más corto y con una distancia entre ejes que se reduce en 173 milímetros.

Con estas condiciones se transformará en un coche más funcional y ágil, que por ejemplo en su variante diésel alcanzará una velocidad máxima de 250 kilómetros por hora. Esta versión, dotada con un propulsor V6, tarda 6,3 segundos en llegar a una velocidad de 100 kilómetros por hora.

En el caso del Maserati Ghibli diésel, el promedio de consumo se ubica en los 5,9 litros de carburante cada 100 kilómetros, con un nivel de emisiones de dióxido de carbono que llegará a los 158 gramos por kilómetro. El motor también funciona con el sistema de encendido y apagado automático, que reduce el consumo de combustible. Esta tecnología también se aplica por primera vez en la historia de la compañía.

Vía | elmundo.es

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...