Destrozar un Maserati Quattroporte a martillazos

En China el dueño de un Maserati Quattroporte decidió protestar por las reparaciones que le hicieron a su coche en el concesionario oficial destrozándolo a martillazos.

En este vídeo podéis ver cómo están destrozando un Maserati Quattroporte, al parecer su dueño decidió llevar a cabo esta acción al sentirse descontento por un servicio recibido por Maserati. Parece ser que el ciudadano chino llevó su flamante coche a un concesionario oficial situado en Qingdao (provincia de Shandong, China), con la finalidad de realizar algunas reparaciones.

Parece ser que en el concesionario le instalaron piezas de segunda mano en vez de piezas nuevas y originales, la reparación tuvo un coste reducido teniendo en cuenta que se trata de un Maserati Quattroporte, sólo 300 euros. El caso es que el resultado no convenció al propietario y manifestó que lo único que se ha conseguido es arruinar un coche exclusivo y de alto standing. Por ello decidió llevar a cabo esta protesta tan singular y destrozar el Maserati Quattroporte a martillazos.

Claro, que al ser una acción protesta, el lugar elegido para destrozar el coche fue frente al concesionario de Maserati, coincidía además que se estaba celebrando en un lugar próximo un salón del automóvil, con lo que la presencia de la prensa estaba prácticamente garantizada. El ciudadano chino se ha salido con la suya y ha sacado los colores a la marca, de la acción se han hecho eco diferentes medios de comunicación y por supuesto, la noticia ha corrido a través de la red.

Los ciudadanos de los países asiáticos tienen una forma muy peculiar de llevar a cabo sus protestas, un Maserati Quattroporte es un coche caro, pero parece que el aspecto económico es lo de menos. Podemos ver la gran cantidad de personas que asisten al destrozo del coche, ¿cómo saldrá al paso Maserati?, ¿dejará correr el tema, o por el contrario intentará compensar al ciudadano chino para lavar su imagen?

Una protesta de estas características en Europa no tiene tanto impacto como en China, un país considerado mercado goloso y creciente para el mundo de los coches. Coincido con Motorfull cuando asegura que es un sacrilegio destrozar el coche, pero es una cultura diferente y quizá del dueño del vehículo saque partido a esta peculiar protesta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...