Samsung Galaxy Z Flip, los móviles plegables van mejorando

El Samsung Galaxy Z Flip es el nuevo smartphone con pantalla plegable que ha sido presentado en el evento Unpacked.

Samsung Galaxy Flip

Ya parece que se está olvidando toda la polémica que hubo con el primer móvil plegable de Samsung. Las risas, las ovaciones de quienes defendían al fabricante a capa y espada han pasado a mejor vida. Porque tras el lanzamiento de varios dispositivos en la misma línea por parte de otras empresas punteras, lo que podemos dar por confirmado es que el mercado del móvil de pantalla plegable comienza a existir.

Voy a reconocer que en la última década en distintos artículos he dicho en multitud de ocasiones que la tecnología es cíclica y que antes o después volveríamos a los productos que triunfaron en el pasado. No soy Nostradamus, pero da cierta satisfacción ver que algunas cosas salen como esperaba. Yo fui de los que, aunque por trabajo probando smartphones y modelos avanzados, intenté durante el máximo tiempo posible seguir usando un móvil con tapa. Que tiempos aquellos ¿verdad? A mi eso de abrir y cerrar la tapa siempre me gustó. No sé, era un gesto que te hacía sentir un poco James Bond. Al final me resigné, por supuesto, aunque con una funda «tipo libro», sigo abriendo y cerrando el iPhone más o menos de la misma manera. Pero repetí en distintos momentos que «los móviles con tapa volverían». Y en fin, que el móvil con tapa no vuelve como antaño, pero sí que vuelve como filosofía. Solo hay que ver el nuevo Samsung Galaxy Z Flip, que es el vivo retrato de una consola Game Boy Advance SP, pero convertida en teléfono. A mi eso me llena de gloria.

La tecnología cíclica también la vais a poder ver con el lanzamiento de PlayStation 5 y la nueva Xbox, que van a permitir que funcionen los juegos de las consolas previas, lo que posiblemente llevará al relanzamiento de muchos de sus clásicos (tiempo al tiempo). Pero dejémonos de teorías e ideas y hablemos del Flip, porque ha sido otro de los elementos del evento Unpacked que merece la pena comentar.

Lo miramos en fotos y vídeos y se nota que tiene un aspecto más sólido y de confianza que anteriores dispositivos del mismo tipo de tecnología. El pliegue de la pantalla no nos inspira temor por si se va a romper o no. Se ha confirmado por parte de Samsung que hasta que se pueda producir algún tipo de problema lo podremos abrir y cerrar 200,000 veces. Eso en términos estadísticos equivale a unos cinco años. Está por encima de la resistencia de algunos de sus competidores de la misma gama.

El Samsung Galaxy Z Flip parece la consola portátil de Nintendo que hemos mencionado antes y como ella, va a usar las dos pantallas de una manera inteligente. Por ejemplo, con YouTube veremos el vídeo en la parte superior, mientras que en la inferior será donde aparecerán los comentarios que se vayan publicando. El diseño del dispositivo se ha revisado y ya no hay espacio en el medio de las dos pantallas. Se desconocen otros aspectos de la resistencia, pero de momento pinta bien. Dicen los periodistas que lo han probado que la carcasa es una acumuladora de huellas dactilares terrible. A nosotros por lo que hemos visto nos recuerda al iPod Touch de Apple, el cual en su tiempo también llevaba a que todos los dedacos se quedaran impregnados en su estructura.

Galaxy Flip

Conocemos las limitaciones que tiene este tipo de móvil y el espacio que queda entre los dos lados del terminal no es precisamente prometedor. Hay suficiente espacio como para que entren dos tarjetas de visita, por lo que se expone a un buen número de peligros, sobre todo teniendo en cuenta que el dispositivo no tiene ningún tipo de resistencia contra el agua. Lo único que dice Samsung que se ha implementado es una tecnología que actúa protegiendo el acceso de polvo y otras partículas, pero en lo que se refiere a líquidos… no hay nada que pueda hacer. Tampoco es que la tecnología waterproof sea un estándar en los móviles plegables, pero al menos el Motorola Razr incorpora resistencia a los salpicones.

La pantalla exterior de cristal la usaremos en el día a día tal y como antiguamente usábamos la pantalla de los móviles plegables, aunque ahora tenemos más motivos para recurrir a ella. Esta pantalla exterior es diagonal y tiene un tamaño de 1,1 pulgadas, permitiendo que veamos en ella los iconos de las notificaciones, el indicador del Wi-Fi y otros elementos importantes, como si la alarma se encuentra activada o no. En general es una pantalla muy pequeña, mucho más pequeña que la pantalla exterior de los demás plegables que se han mostrado hasta la fecha. Recuerda más a los móviles plegables antiguos que a los de nueva generación, por lo que deberemos tener muy en cuenta para qué la vamos a usar y cómo lo haremos.

Su batería es de 3300 mAh, tiene un sistema rápido para usar la cámara y por supuesto, hace uso de Android en su versión 10. Las cámaras que incorpora son dos sensores traseros de 12 megapíxeles y uno frontal de 10, proporcionando captura de vídeo a 4K y disponiendo de buenos niveles de memoria. Samsung sabe mucho de componentes y no ha querido dejarlos al azar en su terminal, que quizá no destaca en algunos de sus rasgos o en diseño, pero al menos sí se puede decir que está muy bien dotado en su interior. Así, vemos que su memoria RAM es de 8GB y que el almacenamiento interno asciende a 256GB, contando además con procesador de 64 bits y ocho núcleos. Además de esto, tiene lector de huellas dactilares en el lado derecho y no da la sensación de que disponga de espacio para introducir tarjetas de memoria microSD, aunque esto es algo que ya se podía imaginar.

Samsung Galaxy Z Flip los móviles plegables van mejorando

Nos gusta del Samsung Galaxy Z Flip que va a llegar a las tiendas a un precio de unos 100 dólares por debajo del Motorola Razr, lo que no acaba de ser tan importante una vez pasamos de los 1000 dólares, pero que sí influirá en cierta medida. Nos gusta que la empresa coreana siga adelante con su afán de crear el móvil plegable perfecto. Por ahora todavía no lo tienen, pero siguen por buen camino en su afán de lograrlo. Y algunas de las características del Flip lo hacen de lo más interesante. A nosotros nos atrae el diseño, ese formato tan reducido, pero lo que apreciamos es que el concepto en general se aleja mucho de la filosofía que el smartphone introdujo en su momento. Ya no se trata tanto de tener una enorme pantalla, de contar con el mejor procesador y memoria para juegos y vídeo, sino de que sea un terminal llamativo, cool y útil al mismo tiempo.

Volvemos un poco al pasado en cuanto a la filosofía del terminal y se prescinde de algunos rasgos que hasta ahora habían sido fundamentales en la era del smartphone. El Flip va a ser un dispositivo que sin convertirse en un súper ventas, porque hoy por hoy este tipo de móvil tampoco está en ese grupo de demanda, ayudará a que el mercado se vaya habituando a los móviles plegables. De momento no van a ser ni tendencia ni estándar, pero quién sabe si en el futuro, con los cambios necesarios, acaban siendo lo más.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...