Review: Samsung Galaxy S7, la vuelta a lo que funciona

El Samsung Galaxy S7 apunta alto y podría convertirse en uno de los grandes éxitos de este año 2016.

s7

Samsung ha demostrado su faceta de esponja con la presentación del Samsung Galaxy S7 y de su hermano curvado, el S7 edge (y somos conscientes de que eso de “hermano curvado” suena mal). La empresa coreana recibió un aluvión de críticas (¿cuánto pesa un aluvión?) con el modelo precedente, en el cual hizo experimentos que debería haber reservado para su banco de prueba, porque no acabaron de convencer ni a la crítica ni a los usuarios. Así que lo que han hecho con el Galaxy S7 ha sido volver a las bases, retomar el camino de lo que funciona, de lo que gusta y de lo que siempre debería haber seguido vinculado a su dispositivo.

Y el resultado, como podréis haber imaginado, es buenísimo. El público se ha dejado llevar por la propuesta de Samsung y ha empezado a hacer la reserva de los dispositivos como si fuera el fin del mundo. O al menos esa es la impresión que ha dado en la red, donde se leen muchos comentarios positivos sobre la campaña de lanzamiento de estos dos terminales. Quizá sea solo porque con la reserva nos llevamos unas Gear VR con las que sumergirnos en el mundo de la realidad virtual. Pero nosotros nos decantamos por pensar que en realidad ambos móviles han gustado mucho y que esto era lo que necesitaba Samsung para retomar ese camino de éxitos en el cual estuvo en el pasado.

Si algo falla, lo soluciones

Así de contundentes nos manifestamos con el titular de este apartado. Lo cierto es que estamos cansados de leer listas de especificaciones sobre lo que ofrecen y lo que no ofrecen estos dos móviles. El haber conocido los dispositivos en el Mobile World Congress nos coloca en una posición un poco más cercana para contaros porqué nos han convencido realmente estos nuevos Galaxy S.

Uno de los motivos es el regreso de la resistencia a polvo y agua. Lo curioso es que nunca hemos sufrido el quedarnos sin un móvil por efecto de estos dos elementos y no nos hemos visto en una situación que requiera este nivel de resistencia, lo que hace que todo sea poco objetivo. No obstante, en un entorno en el cual los terminales son cada vez más caros, nos parece prioritario que se trabaje para implementar tecnología de protección y resistencia. Si en el pasado ya dotaron de resistencia al agua al terminal, lo lógico es seguir dando continuidad a esta característica.

Porque aunque nosotros no hayamos usado esta función, es cierto que multitud de personas sí la utilizan. El polvo quizá es menos habitual, pero no tener que preocuparte por el agua es algo que viene muy bien, sobre todo a personas que viajan y realizan actividades al aire libre.

Algo que sí utilizamos, y mucho, y que también ha vuelto en esta nueva encarnación de los Galaxy S, es la expansión de almacenamiento microSD. Cosas como las que hace Apple le salen bien a Apple, sin más. La compañía de la manzana tiene muy educado a su público y no cuenta con problemas para hacerles entender lo fácil que es usar la nube y lo mucho que se puede ahorrar espacio economizando recursos. En el entorno de Android y de los terminales Samsung, lo sentimos, pero necesitamos tener una microSD que nos de libertad de expandir la memoria.

Otras cosas que nos encantan

Cosas que nos gustan de los Galaxy S7, un, dos, tres, responda otra vez. ¡La batería! Tenemos garantizadas 12 horas de reproducción de vídeo con ambos terminales. Hemos mejorado casi un 20% respecto a las baterías de la generación pasada. Eso nos gusta mucho. La capacidad total es de 3000 mAh en el modelo normal y de 3600 mAh en el curvado. Ya nadie le puede decir a Samsung que no ha trabajado como dios manda el tema de la batería.

Samsung y sus Galaxy S7

Y otra cosa: el gaming. Podríamos hacer un artículo solamente hablando de los beneficios que tienen el gaming en estos nuevos Galaxy (lo haríamos si tuviéramos tiempo, pero el Mobile World Congres… ya sabéis). Se ha incluido tecnología que permite que el dispositivo se optimice mejor con los juegos y tenemos función para grabar nuestras partidas sin tener que hacer locuras. Los youtubers lo van a flipar de lo bien que funciona el móvil en este sentido. También hay un lanzador para juegos que os va a venir de lujo si sois de aquellos usuarios que tenéis 30 o 40 juegos y que os olvidáis de cuáles son los que deberíais abrir todos los días para recoger las recompensas diarias.

Luego tenemos los pagos. Viva el pago desde el móvil y la madre que le…. Nos calmamos, pero la emoción es lo que tiene. Pagar con el móvil mola. Mola tanto como encontrarte una moneda de 2€ en el bolsillo del pantalón cuando pensabas que no tenías ni para pipas. El pago contactless es una delicia y con el móvil tenemos la necesidad de poner la huella para que se acabe de producir. Así que ese indeseable que va por el metro con el TPV no tiene nada que hacer con nosotros… ¡ja!

¿Y qué más podemos añadir?

Otra de las mejoras que tenemos ante nosotros se refiere a las cámaras. Samsung es consciente de la importancia que tienen las cámaras entre los usuarios, que las usan de forma constante en su día a día. Las cámaras de fotos tradicionales y las videocámaras han pasado a segundo plano en los últimos años y se han colocado por delante los móviles, que proporcionan un buen rendimiento y no requieren que llevemos otro segundo dispositivo encima. Las cámaras de los Galaxy S7 se ganan el aplauso a pulso. No están al nivel de lo que hemos visto en los últimos Xperia, pero es lógico sabiendo que Sony es Sony y que resulta difícil superarles en este aspecto.

Los nuevos Galaxy S7

Los sensores son de 12 megapíxeles y 5 megapíxeles en posición trasera y frontal. Se han incorporado algunas novedades, como sensor dual para unas mejores fotos y posibilidad de hacer estupendas imágenes panorámicas en movimiento. Samsung había descuidado el rendimiento de sus cámaras en el pasado y las ha mejorado de forma considerable en estos dos terminales. Ganan fuerza los selfies por medio de un sensor frontal que capta nuestro interés con facilidad.

Y hablemos también de la compatibilidad con Gear VR, o de lo más importante: que nos regalen uno de estos headsets por hacer la reserva. A nivel comercial y de marketing Samsung se había encontrado con un muro difícil de superar: el de no saber cómo llegar a los usuarios. Al final lo han saltado haciendo algo que deberían haber probado anteriormente: las sinergias con sus distintos dispositivos. Regalar un Gear VR ahora que la segunda versión está en camino y que comienza el boom por la realidad virtual es una de las ideas más geniales que podrían haber tenido. Muchos usuarios disfrutarán de su primer contacto con esta tecnología y lo harán sin pagar nada.

Así que nuestor veredicto es que Samsung, esta vez sí, ha creado un móvil muy sólido que tiene muchas posibilidades de triunfar. Vemos claro que para ellos se ha abierto un nuevo horizonte desde el cual obtener grandes resultados.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...