Review: iPhone SE, el modelo necesario

Apple cumple con las previsiones y pone a la venta el iPhone SE, la recuperación del smartphone de 4 pulgadas.

se

Apple es una empresa que está teniendo que adaptarse al mercado para sobrevivir, o al menos para no reducir sus ingresos de una manera demasiado exagerada. La compañía ya ha demostrado ser capaz de mutar, de hacer uso de sus funciones de camaleón para estar siempre al día de lo que necesita el mercado. Se les da bien hacerlo y hasta ahora han demostrado que es lo que necesitan, puesto que el público no parece tener problemas para confiar en sus nuevos dispositivos. Esto nos lleva a entender que el iPhone SE era un modelo que estaba pronosticado. Tenía que ocurrir.

El mercado no se entera de nada

Con todo el respeto por “el mercado”, del cual nosotros mismos somos conscientes de que formamos parte de él, debemos decir que el mercado no se entera de nada de lo que ocurre a su alrededor. Si hace poco tiempo todo indicaba (estudios, encuestas y análisis) que lo necesario era aumentar los tamaños de pantalla de los smartphones, ¿nos puede decir alguien por qué volvemos ahora al tamaño compacto? Alguien ha perdido un poco el rumbo o se nos está escapando algún tipo de factor. Bien es cierto que cada vez hay más usuarios y que es imposible complacerlos a todos, pero pensábamos que el tamaño reducido del iPhone era cuestión del pasado.

En cualquier caso, sí entendemos que como opción comercial tiene mucho sentido. Se han reutilizado algunos componentes, hay otros que todavía tienen mucha carrera por delante y en general la fabricación de este smartphone no supone un problema tan acuciante como el de otros modelos de iPhone. Así que si Apple lo lanza y funciona, será una buena manera de obtener ingresos por piezas ya fabricadas, mientras que si no sale demasiado bien el margen de pérdida resultará reducido. Si pensáis en él como el siguiente iPhone 5c, lo que os podemos decir es que ambos terminales difieren mucho en ciertos rasgos, así que “fuera yuyu”.

Respondemos a lo que estáis pensando

Sabemos que lo que primero se pasa por la cabeza a alguien que valora comprarse un iPhone SE es si de verdad el móvil merece la pena o es un dispositivo de bajo coste. Posiblemente no pensaríais esto si no hubiera sido por el iPhone 5c. En aquel tiempo Apple nos vendió la moto con una estrategia de marketing que no resultó nada adecuada. Nos convenció de que ese era el iPhone barato. Que lo podríamos comprar por dos duros y que sería la repanocha. Al final ni fue la repanocha ni costó dos duros. La realidad es que el precio se quedó demasiado cerca del que tenía un iPhone “normal” en aquella época, así que este era un gran problema difícil de superar.


Lo que tenemos ante el iPhone SE es un poco diferente. El smartphone está mucho más cuidado y no se nota tan hecho con prisas. Por otro lado, el precio nos ha parecido mucho más ajustado e interesante. El precio inicial es de 489 euros. Por 400 euros redondos nos hubiera chiflado, pero hay poco que nos haga olvidar que estamos a 11 euros de llegar a los 500 euros. Y eso duele un poco más. Por la versión de 64GB pagamos 100 euros más y nos colocamos casi en 600 euros. Teniendo en cuenta que nunca recomendaríamos comprar el modelo de 16GB, asumamos que vamos a tener que pagar casi 600. Y de 600 al precio del iPhone 6, tampoco hay demasiado cambio. Así que en ese sentido os dejamos que vosotros toméis una decisión.

Lo que sí es justo decir es que este no es un iPhone pequeñito y “cutre” para matar el tiempo. ¿Sabéis qué significan las siglas SE? Pues son la forma reducida de indicar “Special Edition”. Y como podéis imaginar, una edición especial de un iPhone no puede ser algo poco cuidado, ni mucho menos. Es más, algunas pruebas realizadas en los últimos días nos llevan a ver que el rendimiento llega a ser incluso superior al del iPhone 6s en algunos aspectos.

Por lo tanto, y como decíamos, vamos a responder que sí, que aquí la cuestión no es el precio ni el rendimiento. La cuestión que os debe llevar a decidir si comprar el iPhone SE u optar por el iPhone 6 o el iPhone 6s es el tamaño. Ni más ni menos. Si queréis un iPhone más pequeño y manejable, este es vuestro modelo.

¿Qué lo hace tan especial?

Olvidemos el tema del tamaño, porque una vez pasado el shock inicial tampoco tiene tanta repercusión. No es como si Apple hubiera lanzado un iPhone con una pantalla de 2 pulgadas. Es de 4 pulgadas, lo más normal del mundo hace un tiempo. Por suerte, el terminal tiene rasgos que de verdad lo hacen interesante. Por ejemplo, el sensor Touch ID del iPhone 5s está presente y funciona muy bien. No es tan rápido y efectivo como el de los iPhone 6, pero al menos nos proporciona el soporte que necesitamos para identificarnos con la huella dactilar. El margen de mejora respecto al iPhone 6 es lógico, pero no resulta fundamental. Simplemente tardaréis un poco más en realizar la identificación con la huella. Nada que vaya a cambiar vuestra vida.

Del iPhone 5s también adopta el aspecto exterior, lo que significa resistencia y un estilo muy atractivo. Lo que ha hecho Apple, que siempre está al tanto de lo que pueden necesitar sus clientes, ha sido incluir el modelo de color oro rosa que se convirtió en uno de los grandes éxitos con el iPhone 6. De esta manera los usuarios no tendrán que decir “me veo obligado a comprar el iPhone 6 porque quiero tener el móvil de color oro rosa”.
Pero Apple no se ha limitado a incorporar rasgos que asemejan el terminal a lo que se ha visto en el iPhone 5s, sino que también hay elementos y componentes que proceden del iPhone 6. Esto demuestra que en Apple tienen más objetivos que simplemente reutilizar piezas antiguas que tienen en los almacenes y a las que les quieren dar una segunda oportunidad. Así, del iPhone 6 nos encontramos con que se ha incorporado el procesador A9, garantizando un rendimiento mucho más eficiente y elevado de lo que podríamos esperar. Otro cambio importante se da en la cámara, que también ha mejorado. Su aumento de megapíxeles a 12 ofrece mejores resultados y permite que tengamos acceso a nuevas opciones de uso.

Cámara, Siri y otras funciones

Profundicemos ahora en las particularidades que le dan al móvil el empaque que necesita un iPhone. Una de ellas es la cámara que ya hemos mencionado. Son 12 megapíxeles de potencia que no están nada mal y que nos garantizan ciertas posibilidades. Por ejemplo, las Live Photos. Estas fotografías “mágicas” han gustado tanto al público como el día en el que se descubrió la diversión de producir gifs animados para compartirlos en la red. Para que los resultados de imagen sean más reales y completos tenemos varios sistemas que se han incorporado de manera profesional, como el flash True Tone. Y no penséis que la grabación de vídeo queda al margen. Todos los niveles de resolución que penséis están presentes, desde 4K hasta 1080p, pasando por varios niveles de frecuencia.

Y como la comunicación entre usuarios de Apple es cada vez más importante, el iPhone también incorpora una cámara de 1,2 megapíxeles destinada al uso de FaceTime. Dispone de flash Retina y la grabación de vídeo que ofrece es de 720p. Las personas con las que habléis serán capaces de veros hasta los más ocultos pelillos de la nariz.

En cuanto al asistente de voz Siri, no es que haya ganado más inteligencia, pero lo que sí se ha incorporado es el modo de soporte siempre disponible. De esta forma, lo único que tenemos que hacer para que Siri se active y acuda al rescate será decir “Hey Siri”. Como es una frase sencilla, pero difícil de pronunciar por equivocación, podréis tener el soporte del asistente justo cuando lo necesitéis, no en otros momentos en los podamos no necesitarlo.


Destaquemos también la presencia de compatibilidad con Apple Pay. Los usuarios del iPhone 6 se están acostumbrando a realizar pagos contactless a través del móvil por mucho que esta tecnología solo la hayamos olido de refilón en nuestro país. Este nuevo iPhone también es compatible con ella, por lo que el rendimiento y la comodidad para los pagos está garantizada. Para ello hay presente un chip NFC que no tiene ninguna otra función.

No queríamos acabar este apartado sin hablar de la batería. Este es uno de los temas “calientes” de la actual generación de móviles. Apple siempre ha sido un referente en lo relacionado con optimizar el rendimiento, así que para el iPhone SE esperábamos que también nos dejaran unas sensaciones positivas en este sentido. Al fin y al cabo, nos estamos acostumbrando a que cada vez tengamos que cargar el móvil en menos ocasiones y a que la batería se cargue de una forma mucho más rápida. Y en eso Apple tiene mucho que decir. Con este modelo nos aseguran varios datos que nos complacen. Por ejemplo, si tenemos el 3G activado podremos hablar durante 14 horas. El resto de rangos son similares y confirman la eficacia del terminal. Por ejemplo, podemos navegar durante 13 horas en Wi-Fi, el mismo tiempo de reproducción de vídeo o 50 horas si lo que nosotros preferimos es escuchar música. ¿Y para los que solemos dejar el móvil apartado sin más en la mesa? Pues en ese caso el tiempo de espera es de 10 días.

Un lanzamiento esperado

El día 31 de marzo se pone a la venta en la primera remesa de países donde estará disponible. España no parece que vaya a ser uno de ellos, pero tampoco nos sorprende. Apple dice que las reservas comienzan el día 29 de marzo en nuestro país y se comenta por los medios online y periódicos que el lanzamiento se retrasará hasta el mes de abril. Normalmente los iPhone no suelen tardar demasiado en aterrizar en los demás países, así que lo más probable es que no muy avanzado el próximo mes ya le podamos echar el guante. Como de costumbre, es importante que hagamos la reserva cuanto antes si no queremos encontrarnos con que nos quedamos sin nuestra unidad para el lanzamiento.

Los precios incluyen el cable Lightning USB para cargar la batería y los auriculares, como manda la tradición. Están los tres colores clásicos: plata, oro y gris espacial, y se ha añadido el oro rosa, siendo este último posiblemente el que más rápido se agote si nos atenemos a lo que ha ocurrido antes con las incorporaciones más recientes en las gamas del iPhone. Los precios, como dijimos antes, son de 489 euros en el modelo de 16GB y de 589 euros en el de 64GB.

Lanzamiento del iPhone SE

¿Hay alguna manera de conseguir un descuento? Lo cierto es que sí. La mejor forma de obtenerlo es que hagamos uso de nuestro iPhone anterior y que lo usemos para una actualización por el nuevo. Dependiendo del iPhone que tengamos Apple nos proporcionará un volumen de descuento determinado para que sea más barata la adquisición del iPhone SE. Esta es una buena oportunidad, qué duda cabe, pero os recomendamos que comprobéis si por otras vías no podéis ganar un poco más de dinero. Hay tiendas de segunda mano donde es posible que tengáis suerte y saquéis algo más, sobre todo si no esperáis al lanzamiento del iPhone SE y lo vendéis cuanto antes.

Para concluir, y os prometemos que acabamos ya, diremos que el iPhone SE es una gran propuesta, pero que no hay que olvidar que todavía estamos en primavera. ¿Qué significa eso? Que 2016 todavía tiene novedades que esperar de la mano de Apple. Antes de acabar el año se debería lanzar el iPhone 7, que será el verdadero salto generacional. En ese móvil sí encontraremos auténticas novedades de calidad, aunque salvo gran sorpresa no habrá modelo de 4 pulgadas. Esto nos lleva sobre los comentarios que hicimos antes, recomendando que el iPhone SE lo compren aquellas personas que estén enganchadas al tamaño de 4 pulgadas.

Vía: Apple

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...