Review: HTC Desire 530, gama media hacia la baja

El HTC Desire 530 es un nuevo smartphone de gama media que incorpora tintes de baja y un buen precio.

htc

Si dejamos a un lado los móviles más potentes (iPhone, el último Galaxy, etc) el mercado está dominado por la gama media. Algunos usuarios dicen que es “un quiero y no puedo”, mientras que otros lo ven como la solución perfecta para disponer de buena tecnología sin que sea necesario gastarse una millonada en los modelos de gama alta más novedosos. Eso sí, esto está derivando en que cada vez haya más smartphones de gama media, porque los fabricantes han visto el filón de este tipo de terminal y están acosando a los usuarios con cada vez más dispositivos. Algunos cumplen y otros no, siendo importante analizar al menos los que tienen más posibilidades de llegar a una gran cantidad de personas. Y en esas que hemos visto el HTC Desire 530, un terminal que sí puede llegar lejos, porque al fin y al cabo es de HTC.

Game media con un toque de gama baja

Lo que estamos viendo también en muchos fabricantes es que a la gama media se le están incorporando elementos de la gama baja con la intención de ajustar los precios. Eso permite tener móviles que responden muy bien en ciertos rasgos que resultan imprescindibles para los usuarios de hoy, pero que descuidan de forma consciente características que suelen tener menos relevancia y que solo importan, en cierta manera, a quienes están pagando por una gama alta. Si lo explicamos con más rapidez podemos decir que son móviles que van a permitirnos acceder a las aplicaciones de mensajería con facilidad, que tienen juegos y cuya cámara también proporciona un buen rendimiento. Pero no esperemos grandes características, grabar vídeos 4K o acceder a los juegos más avanzados con características 3D.

El HTC Desire 530 es justamente esto, un gama media con espíritu de gama baja, haciendo gala del habitual aspecto que representa a los móviles de este fabricante. No es muy espectacular, pero tiene rasgos que satisfacen y que lo integran bien en el ecosistema de HTC. El acabado no es que sea muy detallista y vais a notar cómo las huellas se van quedando en la carcasa de forma constante.

La pantalla es de 5 pulgadas, proporcionando una resolución que alcanza los 720 x 1080 píxeles, lo que no está mal dentro de sus posibilidades. Tenemos varias opciones con las que personalizar la pantalla en distintos ambientes, pero esto no evitará que haya momentos en los que no sea fácil ver el contenido que aparezca en ella. El principal problema lo encontraremos cuando el sol bañe la pantalla. Os tocará hacer ejercicios de malabares para poder discernir la imagen. La experiencia os recordará a terminales de gama baja bastante baratos, lo que no esperábamos precisamente teniendo en cuenta las circunstancias. Otro problema son los ángulos de visión, pero eso es algo que nos llega a importar un poco menos.

No esperéis usar muchas aplicaciones de golpe. El procesador hace lo que puede, pero no es excesivamente potente. Es un Snapdragon 210 que funciona a 1,1GHz, así que no le pidáis peras al olmo precisamente. Las cámaras no tienen una mala capacidad de megapíxeles y los resultados van a ser más que suficientes para que hagáis buenas fotos y vídeos. Tampoco tengáis intención de presentar los resultados en algún concurso de cortos (eso lo podríais hacer con el iPhone, pero no con este HTC). El sensor de la parte de atrás es de 8 megapíxeles y el de delante de 5 megapíxeles. Con ellos haréis que las fotos que compartáis en WhatsApp y Facebook luzcan al máximo nivel. Al fin y al cabo, ese es el uso más habitual que se realiza de las cámaras en este tipo de móviles usados por el gran público.

A medias de la victoria

Parece que todo lo que decimos tenga connotaciones un poco negativas, pero también tiene que haber espacio para las notas más positivas. Y en eso podemos deciros que la capacidad de memoria es más alta de lo que suele ocurrir en la gama baja. Ahí se nota que estemos en un gama media con tintes de gama baja o como queráis llamarlo en realidad. La RAM es de 1,5GB y aunque nos gustaría que llegara a 2GB, al menos tenemos medio GB más, lo que no está nada mal. Y el almacenamiento es de 16GB, el doble de lo habitual, ya que suelen ser unos 8GB lo que tenemos en la mayor parte de los móviles.

Y acabamos con un repasito rápido a otras cosas de las que no hemos dicho nada, pero que vienen bien conocer. La batería es de 2200 mAh, hay conexión 4G, Bluetooth y Wi-Fi, el sistema operativo es Android en la versión 6.0 y pesa 140 gramos. Lo que más nos gusta es el precio, por supuesto. Vamos a pagar por él un poco menos de 200 euros, lo cual está muy bien si valoramos sus características. No es una maravilla, pero los hemos visto peores.

Vía: HTC

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...