¿Medidas desesperadas para Apple en el lanzamiento del iPhone 11?

Apple cambia muchas de sus pautas habituales en cuanto a la política interna que ha mantenido siempre respecto al iPhone.

polémica iPhone

Desde hace unos meses creemos que en las oficinas de Apple están viéndole las orejas al lobo y saben que el momento de tranquilidad por el cual han pasado durante los últimos años está cerca de terminar. La compañía ha dado muestras claras de ello comenzando a derivar más hacia el terreno del software y los servicios. Han ido viendo cómo su iPhone perdía “su momento”, ese tiempo de histeria en el que los usuarios hacían cualquier cosa por tener el último modelo de Apple. La vida, la sociedad y la tecnología han cambiado y el modelo con el cual trabajaba Apple ha resultado terminar caduco.

La clara demostración definitiva de ello la tenemos con el iPhone 11. Es todo cuanto no esperábamos de la Apple de hace unos años. Después de probar tímidamente con colores alternativos que llevaban en su momento a que todo fuera sorprendente en el iPhone, la compañía ha saltado a la piscina de las bolas de colores y ha anunciado su dispositivo en un arcoíris de colores. Y eso les acerca más a las marcas chinas que van de tapadillo vendiendo tropecientas unidades baratas de sus móviles que a la histórica imagen de solidez y autoridad que han tenido en el mercado smartphone. ¿Está Apple a punto de lanzar un iPhone edición especial de Hello Kitty? Porque eso es lo que parece a todas luces.

Hay muchos rasgos de este nuevo iPhone que nos demuestran que el momento de lucidez de Apple ha terminado y que ahora mismo están pataleando para intentar ingresar la mayor cantidad de dinero antes de que la enorme burbuja que tienen encima de su oficina explote.

Y no es que sea una mala decisión táctica o comercial. Muchos empresarios han hecho lo mismo. Han visto que la cosa se acaba, así que ahora que aparentemente su producto ya no importa a tantas personas pueden “darse el gusto” de no ser tan conservadores y de hacer lo que haga falta para ganar dinero en el tiempo de descuento. Apple no espera, posiblemente, que el iPhone 11 sea un éxito de masas. Al menos lo más probable es que no pensaran que esto pudiera ocurrir salvo optando por un cambio de planes como el que han realizado. Quizá con el iPhone 11 tal y como lo han anunciado sí que esperan tener ese tipo de impacto. ¿Y si ocurre? ¿y si el iPhone 11 supera todos los pronósticos y es el pelotazo de este año 2019? Que nadie se emocione, porque es posible, y en el caso de ser posible habrá sido fruto del giro drástico y no de una fidelidad especial por parte del público. En el momento en el que llegue el iPhone 12 presentando los mismos rasgos, el bajón será sonoro.

Apple

Otro de los cambios radicales que presenta el iPhone 11 respecto a modelos previos es el precio. Apple finalmente ha respondido a las muchas personas que le pedían a la compañía que se ajustara un poco y que no vendiera sus terminales de una manera tan excesiva. No pensemos que lo han hecho porque ahora escuchen al público, sino que la intención es ganarse a esas personas que no van a gastar más dinero en un smartphone. Algunas de ellas son ex-usuarios del iPhone que están deseando volver al redil y que lo harán porque ahora el dispositivo es más barato y entra en sus posibilidades. Otras siempre han soñado con un iPhone, pero nunca lo han comprado porque no creían que fuera una buena inversión gastar tanto dinero. Ahora con el recorte del precio estos grupos de usuarios se pueden unir a los seguidores de Apple. ¿Pero durante cuánto tiempo?

Y por si esto fuera poco, Apple ha bajado el ritmo y ha vagueado mucho en lo referente a la adopción de nueva tecnología o la presentación de servicios integrados en iOS. Es verdad que la empresa introduce ahora varios servicios por suscripción, como el dedicado al gaming o al vídeo, pero lo que buscamos cuando compramos el nuevo iPhone es que el móvil “pueda hacer más cosas”. Algo tan simple como eso. Apple no le ha dedicado tiempo ni un gran esfuerzo porque sabe que tiene otros apoyos que ayudarán a distraer al público, como es el caso de la bajada de precio. Lo que sí ha hecho ha sido modificar la cámara e introducir esa nueva configuración de tres sensores que se ha convertido en carne de meme desde que el dispositivo fuera anunciado.

Esta no es la Apple que conocíamos, de eso no hay duda. Pero si lo miramos con perspectiva lo cierto es que no debe haber motivo por el cual no podamos disfrutar de esta Apple distinta, esta Apple que cambia sus decisiones y que busca otro tipo de hueco en el mercado. Porque el análisis de lo que ocurre ahora mismo en las oficinas de la empresa de la manzana puede sonar mejor o peor, pero solo apuntillaremos con una frase: queremos un iPhone 11 violeta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...