Los nuevos Galaxy S9 no son tan resistentes como podríamos imaginar

Los nuevos Galaxy S9 de Samsung son puestos a prueba para descubrir si su nivel de resistencia es tal y como se promete por parte de la empresa.

Con la presentación de los nuevos Galaxy S9 la sensación que quedó entre los usuarios era que nos encontrábamos ante los móviles más resistentes del mercado dentro de la gama alta (no los comparamos con los todoterreno que sabemos que aguantan hasta una pisada de Godzilla, pero lamentablemente no tienen el mismo rango de prestaciones). Samsung lo anunció a bombo y platillo y dijo que nos íbamos a encontrar con un nivel de resistencia muy superior a la media y a lo que estamos acostumbrados.

Por supuesto, los especialistas en esto de someter a los nuevos terminales a pruebas de resistencia, no se han podido contener y se han puesto a trabajar para demostrar si estos smartphones de Samsung son tan resistentes como se está prometiendo. Los resultados dejan claro lo que ya imaginaban quienes no se terminaban de fiar de los comentarios de Samsung.

Si bien el Galaxy S9 y el Galaxy S9 Plus son smartphones muy resistentes y que están preparados para resistir incluso más que el iPhone X, la realidad es que todavía les queda mucho camino que recorrer para que se puedan convertir en los grandes señores del sector en términos de resistencia. Por supuesto, también están por encima en resistencia que la generación previa de los Galaxy, el S8.

Las pruebas de resistencia a las que han sido sometidos los móviles los han enfrentado contra todo tipo de elementos dañinos y caídas. Los golpes han hecho mella en los móviles y han dejado pantallas rotas y trozos de cristal incluso en el ejemplo de una simple caída al suelo desde una altura respetable. Los golpes, la forma en la que el móvil se dobla y cómo no aguanta bajo presión tanto como se podría haber deseado, hacen que la supuesta resistencia extrema de los nuevos Galaxy esté por debajo de las fantasías que nos habíamos llegado a hacer en algunos casos. Y esto solo nos deja pensando si en realidad la culpa es nuestra por habernos hecho ideas irreales respecto a ello, dado que ya podíamos esperar una evolución sobre el S8, pero sin ser tampoco extrema.

Sobre la reparación, el otro aspecto delicado en este sentido, los responsables de SquareTrade dicen que el móvil es tan difícil de reparar como su versión precedente. Los Galaxy llevan algunos años dando quebraderos de cabeza a quienes los tienen que reparar, sobre todo por cómo la pantalla y el panel trasero presentan un nivel de sensibilidad elevado. Esto implica que un técnico que tenga que reparar algunas de las piezas del móvil puede terminar rompiendo la pantalla sin querer en el proceso, lo que sería una situación problemática.

Vía: YouTube

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...