¿iPhone 8 o iPhone X? ¿qué opción es más recomendable?

Hablamos de los motivos que podrían llevarnos a comprar un iPhone 8 o un iPhone X en su lanzamiento.

Diseño del iPhone X

Hace unos días cuando se llevó a cabo el acto de presentación del iPhone 8, el iPhone 8 Plus y el iPhone X, Apple hizo que sus fans se sorprendieran porque la empresa optó por un tipo de filosofía de la cual no había hecho gala hasta ahora. No solo anunció la nueva generación de su smartphone, el iPhone 8, sino que también presentó el iPhone X, una versión más avanzada tecnológicamente que significa la siguiente evolución del smartphone de Apple.

Os dijimos en su momento que queríamos hablar largo y tendido de todo lo que supone para Apple este cambio de política. Tenemos pendiente un artículo de opinión donde desgranamos los motivos por los que creemos que Apple está dejando de ser Apple cada vez a mayor ritmo, al menos en cuanto a su presencia en el mercado móvil. Pero hoy queremos hablar de los motivos que nos llevan a creer con firmeza que el iPhone 8 es un dispositivo que no debería existir y que lo único que hace es desvirtuar, en cierto modo, las creencias de una compañía que hasta ahora no parecía preocupada por la cuota de mercado.

Todo nos lleva primero a cuestionarnos, preguntarnos y reflexionar, acerca de Tim Cook y de su forma de dirigir el negocio que le legó Steve Jobs en su momento. A Jobs no le hubiera preocupado tanto si tenía que lanzar un dispositivo más caro que el que tenía antes en el mercado. Si era necesario para conseguir el objetivo de progresar… ¿de qué preocuparse?

El iPhone 8 demuestra lo contrario, demuestra que Apple se ha preocupado muchísimo por esos comentarios que se han oído en los últimos meses que apuntaban “el iPhone valdrá más de 1000 euros, uuuuh, qué miedo, es un dispositivo muy caro”. El iPhone siempre ha sido un poco más caro que los demás móviles, ¿qué miedo nos querían meter en el cuerpo con esos comentarios? Si el Galaxy de turno de Samsung ahora cuesta lo que costaba antes un iPhone, ¡es lógico que el precio del iPhone aumente! Dicho esto, en Apple no creen en esta forma de verlo o saben que habrá personas que no lo vean así, por lo que han decidido lanzar el iPhone 8 y que así puedan tener un iPhone barato en el mercado.

Pero viendo la situación actual, ¿cómo nos puede poner Apple en la tesitura de hacernos elegir entre un iPhone un poco más barato y uno que de verdad es más avanzado? ¿en serio tenemos nosotros que enfrentarnos a esa decisión? Vamos a intentar analizar los pros y los contras de cada opción.

Puesto de carga iPhone

iPhone 8

Poder comprar un iPhone unos cientos de euros más barato que el modelo más avanzado es jugoso. A todo el mundo nos vienen bien unos cientos de euros más en el bolsillo, sobre todo porque hablando de un iPhone los podemos invertir en comprar una carcasa oficial (exagerando, pero entendéis lo que queremos decir). No nos sobran los billetazos y nos viene bien la rebaja. Psicológicamente pensamos que es un modelo mejor, porque es el iPhone 8 y no el iPhone 7. Demonios, ni siquiera se trata del iPhone 7S por mucho que no haya llegado a existir. Si parte de otro número es porque es mejor, eso está claro. Pero cada vez que pensamos en darle al botón de “comprar” en la web de Apple pensamos lo mismo: por unos cientos de euros más tengo el iPhone X, que sin duda sí es un móvil nuevo.

También pensamos: ¿no estaré haciendo el canelo al gastarme semejante dineral en algo que realmente no es lo mejor de lo mejor? ¿me estoy planteando gastar la mayor parte de mi sueldo mensual en un smartphone que no tiene todas las nuevas funciones creadas por Apple? Si ya somos poseedores de un iPhone 7 estas preguntas están fuera de lugar y nosotros mismos os decimos una cosa: no os compréis el nuevo modelo. Si tenéis el iPhone 6 o el iPhone 6S vamos a tener serias dudas sobre si recomendaros el iPhone 8, sobre todo dependiendo de para qué lo utilicéis.

Apple y los medios a los que se nota que les han metido uno o dos iPhones extra en el proceso de review, nos recuerdan que el iPhone 8 tiene mejor procesador, una cámara con la que las fotos salen mejor y otras mejoras técnicas. A la hora de la verdad ¿sabéis cómo llamamos nosotros a eso? Paja. Paja de la buena, de la que hay en los establos. Es palabrería, semántica para que gastemos dinero en más de lo mismo y que se nos quede, con perdón, cara de tontos. Sí, el procesador del iPhone 8 es mejor que el del iPhone 7. ¿Crees que vas a notar la diferencia entre un modelo y otro? Habrá quien la note, pero el grueso del mercado no se dará ni cuenta. Y la mejora en las fotografías que hace la cámara del iPhone 8 y el iPhone 7 es más bien ridícula. Tendrás que ser un fotógrafo de National Geographic e intentar hacer fotos a murciélagos en sus cuevas casi a oscuras para notar que con el iPhone 8 eres capaz de apreciar con más detalle algún elemento de la foto.

¿Que tienes un iPhone 5 y quieres actualizar tu móvil y pasas del iPhone X porque es mucho dinero? Bueno, vale, si aún estás usando un iPhone 5 es porque lo de ir al día con la última tecnología no te preocupa, así que chico, adelante con ello. Cada vez se hace más difícil recomendar elegir un modelo u otro de iPhone. Echamos de menos aquellos tiempos en los que solo había que enrollarse a valorar los tamaños de almacenamiento disponibles.

Mojando iPhone

iPhone X

Alguien en Apple decide usar la letra X o el número romano X para bautizar al modelo más avanzado de iPhone y despistar a los usuarios. La primera pregunta que nos hacemos es si este es el número romano X, porqué se ha optado por ello. ¿Será porque en 2018 se lanzará el iPhone 9 y el iPhone XI y que luego Apple explosionará por no saber cómo seguir con la numeración de su móvil? Bromas al margen, es un iPhone más avanzado, más chulo, que sí que parece nuevo y en el cual se han introducido nuevas ideas. No sabemos qué opinaría Steve Jobs de su diseño, pero al menos es distinto, nos guste más o nos guste menos. Llegará en unidades limitadas, lo que traducido al cristiano significa que vamos a sudar chorros de tinta para conseguir una unidad salvo que estemos dispuestos a pagar un 50% más en la reventa. Al menos al principio.

Pero por algo más de dinero te ofrece por encima de lo que tiene el iPhone 8 una buena dosis de novedades más allá del cambio de diseño. Por ejemplo, tiene el reconocimiento facial, que puede parecer una chorrada, pero es lo más en la tecnología. Apple lo presenta como si hubieran inventado la Coca-Cola cuando es algo que para nosotros es de andar por casa por las veces que lo hemos visto en cine y televisión. Pero así no tendremos que estar poniendo el dedito en el botón Touch ID. Ya veremos luego cómo funciona eso del reconocimiento facial cuando nos acabemos de despertar de una borrachera, cuando estemos disfrazados en Halloween o en otros momentos similares en los que el sensor se puede hacer el lío al no identificarnos. Esa será otra historia.

El móvil también tiene pantalla OLED que se había deseado desde hace tiempo para el iPhone por la mejora que resulta. Y ojo, que las Retina Display siempre han sido alucinantes, pero ahora vamos a notar incluso una mejora en la pantalla. Esto es algo que siempre es bienvenido y que tiene un efecto directo, no como la mejora en el procesador que queda para que la “sintamos” cuando hagamos uso de determinados servicios y aplicaciones. Además, la pantalla cubre la mayor parte del frontal para que nos perdamos en tanta imagen y que dejemos los bordes. Ahora a más de un usuario el móvil se le caerá al suelo porque no sabrá dónde poner los dedazos con cuidado. ¡No hay de qué preocuparse, sin bordes todo es espacio idóneo para poner los dedos y luego pasar un trapito cuando se llene de manchas!

Estas mejoras son las que podríamos esperar de un nuevo smartphone, lo que debería ser el nuevo iPhone y punto, sin más. Pero por otro lado, críticamente, tampoco es que sea tan espectacular como para sacrificar esos cientos de euros que podemos ahorrar si nos hacemos con el iPhone 8. Así que nos volvemos a encontrar con ese muro de no saber qué hacer y de creer a pies juntillas que toda la responsabilidad de esto la tiene Apple y su afán de intentar complacer a todo el mundo cuando su empresa debería satisfacer a sus fans, sin más.

Logo iPhone X

¿Qué recomendamos?

¿Sabéis las bolas del número 8 que responden preguntas después de que las agitemos un poco? Creemos que puede ser la mejor herramienta para llegar a tomar una decisión sobre la compra de un iPhone 8, un iPhone 8 Plus o un iPhone X. El modelo Plus del iPhone 8 es un poco más avanzado que el normal, sobre todo porque incorpora la cámara dual, así que si os interesa ese tipo de componente posiblemente os ayude a tomar una decisión. Si queréis ir contra el sistema os recomendamos compraros un iPhone 7 aprovechando que en algunas tiendas bajará de precio, porque al menos no tendréis la carga inalámbrica, que por si no lo sabíais es más lenta que la que se disfruta con cable. Pero eso ya era algo que podíamos imaginar. ¡Apple, no te reconocemos!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...