¿Grave sanción contra Samsung en Estados Unidos?

La corte ha decretado en Estados Unidos que algunos móviles de Samsung no se puedan volver a vender, pero son dispositivos antiguos.

Samsung Galaxy S3

Somos muy malas personas por haber jugado con vuestros sentimientos en el titular. Depende de cómo lo miremos, sí se puede tratar de una grave sanción. Lo que ha ocurrido es que la corte norteamericana ha condenado a Samsung a no vender ciertos smartphones de su catálogo en Estados Unidos. Esto es problemático, sin duda. Lo que no es tan problemático es que los móviles que han recibido el hachazo son modelos que desde hace mucho tiempo ya no se encuentran en los establecimientos. Así que el equipo de Samsung se ha quedado bastante tranquilo.

La prohibición llega como fruto del eterno encontronazo legal que tienen en los tribunales Samsung y Apple. Ya hemos dejado de hablar de ello, porque sinceramente, nos hemos aburrido. Pero las batallas legales entre ambas empresas continúan desde hace años. Se podría recopilar una antología con todos los juicios para ver cuál de las dos compañías ha obtenido más victorias.

En cualquier caso, la lista de móviles prohibidos, como decíamos, incluye dispositivos bastante prehistóricos. Por ejemplo, el Galaxy Nexus, el Admire, el Galaxy S2, el Stratosphere o como modelo más reciente, el Galaxy S3. Imaginamos que ningún ejecutivo se ha llevado las manos a la cabeza pensando algo como “Oh no!, no podemos volver a vender el Stratosphere”.

La corte le ha dado la razón a Apple porque estos móviles utilizan patentes que son propiedad de Apple sin que haya ningún tipo de acuerdo, cesión o contrato de por medio. Pero como decimos, no es que se trate de un resultado demasiado significativo. Parece hasta como si los tribunales esperaran a que los móviles no valieran nada para llevar el caso hacia adelante y dar un veredicto definitivo. Porque en su momento dispositivos del estilo del Galaxy S2 y S3 sí llegaron a tener un papel más que determinante en el camino al éxito de Samsung. Sin ellos la compañía habría sufrido bastante.

Como decíamos, no esperemos que este sea el último juicio en el que participan las dos compañías. Es posible que si algún día hacen las paces echen de menos la diversión de los debates, de la presentación de los casos y de tener a sus abogados con el hacha de guerra en las manos de manera constante. Eso sí, en otras de sus divisiones ambas empresas siguen trabajando juntas en relación de cliente-proveedor, lo que es, cuanto menos, curioso. Pero es la magia de las empresas.

Vía: Cnet

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...