Google compra parte de HTC para potenciar sus móviles

Google termina metiéndose en parte de la propiedad de HTC como forma de potenciar su división móvil y el diseño de los Pixel.

Compra de Google

Google ha adquirido parte de HTC Corporation, el fabricante de teléfonos móviles taiwanés, tras alcanzar un acuerdo de más de mil millones de euros. Un trato que permite a numerosos trabajadores de la compañía pasar a formar parte del gigante norteamericano a partir de ahora, así como a trabajar en sus proyectos.

Esta compra también favorecerá el desarrollo de los teléfonos móviles de Google, la gama Pixel, ya que hasta ahora la compañía norteamericana tenía que buscar a otras empresas para externalizar el desarrollo de determinados componentes. Con la experiencia de HTC en la fabricación de terminales durante más de 20 años, Google podrá desarrollar los nuevos modelos con mayor facilidad, acelerando el proceso y abaratando costes.

HTC fue la compañía que desarrolló el primer teléfono móvil con banda 3G del mundo, en 2005. También crearon el primer terminal touch-centric en 2007 y el primer dispositivo con un cuerpo completamente de metal en 2013. Logros que demuestran el nivel de su equipo técnico y del cual podrá aprovecharse ahora Google para sus smartphones.

La compra de HTC no solo tiene objetivos internos en cuanto al desarrollo de terminales, también para la comercialización. El vicepresidente de Hardware de Google, Rick Osterloh, aseguró tras cerrarse la compra que la división móvil de HTC permitirá a la compañía norteamericana situarse mejor en el mercado asiático y ampliar también su cuota de mercado en esta región. HTC continuará vendiendo sus terminales y lanzando nuevos modelos bajo su denominación, empezando por el próximo HTC U11 que ya estaba anunciado.

Osterloh destacó que Google tiene un plan de futuro para el desarrollo de teléfonos móviles, pese a que acaban de entrar en el tercer año de desarrollo tras el lanzamiento de su primer Google Pixel en 2016. Dentro de ese plan juegan a partir de ahora un papel muy importante los nuevos trabajadores de la compañía que llegan desde HTC, y que comenzarán a trabajar a partir de ahora en esta división del gigante norteamericano. Por tanto, el acuerdo permite a Google dar un gran impulso al desarrollo de su nuevo Pixel 3, el cual está previsto para salir a la venta en el último trimestre de 2018. Tiempo de sobra para que ambas compañías trabajen en conjunto. Además, este acuerdo da por seguro el lanzamiento del nuevo terminal en Taiwán, algo que hasta ahora no había pasado con Pixel y Pixel 2. De hecho, Taipei pasará a ser el mayor centro de fabricación de Google en Asia.

Vía: TechCrunch

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...