Google anuncia los nuevos smartphones Pixel 3 y Pixel 3 XL

El Pixel 3 y el Pixel 3 XL entran en escena para ayudar a Google a extender su presencia en el mercado smartphone.

Google Pixel

En el ocaso del presente año 2018 en el que nos encontramos los fabricantes continúan dando a conocer sus grandes novedades del mercado smartphone. Google, que aún no ha llegado al nivel de relevancia y presencia que tienen Apple y Samsung, ha dado a conocer la nueva generación de los Pixel, sus smartphones de gama alta. Con el Pixel 3 y el Pixel 3 XL, cuyos precios comienzan en 799 dólares y 899 dólares respectivamente, la compañía busca volver a dejar huella, aunque en esta ocasión captando la atención de una mayor cantidad de usuarios.

Hay que decir por adelantado que lo más interesante de esta nueva generación de los Pixel no radica en sus componentes técnicos, sino en la mejora de su interfaz de inteligencia artificial. Es ahí donde la empresa ha querido reforzar su trabajo adelantándose a los logros que han conseguido sus rivales en este sentido. Otra cosa será si con ello lograrán marcar la diferencia o no.

Sobre los móviles lo más importante es conocer el tamaño de sus pantallas y los niveles de almacenamiento que ofrecen. La entidad no exagera como Apple al aumentar salvajemente los niveles de memoria interna (aunque sabemos que la posibilidad de usar tarjetas microSD influye) y deja que los terminales se adquieran con 64GB o 128GB, mientras que los tamaños de pantalla son de 5,5 y 6,3 pulgadas para el modelo normal y el XL.

El objetivo general de estos Pixel 3 es que Google Assistant sea la herramienta general inteligente que englobe todos los usos que vayamos a hacer del terminal. Todo debería mejorar gracias al apoyo que tengamos de la inteligencia artificial. El asistente podrá responder cuando el teléfono esté cargando, por ejemplo, algo que así de primeras suena un poco simple, porque lo damos por lógico, pero que hasta ahora no era posible. Cuando vayamos entablando relación con el asistente veremos que poco a poco dependeremos más de él.

Posiblemente no sería algo que le gustaría a Stephen Hawking, pero en la práctica el apoyo del asistente de Google debería ser crucial. Se nos promete que podemos confiar en él para tomar notas, reproducir listas musicales personalizadas, buscar información (por supuesto) o pedirle que realice diversas tareas específicas. Además, a medida que pasa el tiempo Google Assistant nos conoce mejor y personaliza la experiencia para que no lo que nos recomiende se encuentre dentro de la línea de nuestros deseos. Suena bien.

Smartphone de Google

Nosotros somos un poco escépticos todavía en términos de Google Assistant y de sus funcionalidades en el mundo “real”. Es decir, sobre el papel todo suena fabuloso y nos imaginamos en ese ambiente de ciencia ficción que nos encantaría tener a nuestro alrededor. Pero cuando empezamos a usar el asistente es fácil ver que no es tan envolvente, inteligente ni siquiera completo. Se queda todo a medio camino. No se ha producido ese salto generacional que requiere la inteligencia artificial de estos asistentes por mucho que Google nos quiera vender la moto de lo contrario. Así que si esta es la gran ventaja de los nuevos Pixel, por nuestra parte nos quedamos un poco desencantados o, en realidad, tal y como estábamos antes de conocerlos (porque era fácil imaginar que con tantas filtraciones de componentes, Google apostaría por darle rebombo a la IA).

El otro gran punto fuerte que destaca Google de los nuevos Pixel es la cámara. Dicen que la tecnología utilizada para mejorar la calidad de las imágenes utiliza los datos de millones de búsquedas de imágenes realizadas en Google por medio de la IA. Sabiendo lo mal que busca Google en los últimos años (porque la experiencia de usuario se ha ido al garete por las artimañas del SEO), no sabemos si este va a ser un rasgo que aporte calidad real a los resultados. Nos imaginamos, en el peor de los casos, que cuando le hagamos una foto a nuestro perro terminemos con la foto de un gato en la memoria de nuestra tarjeta (al menos si las fotos de gatos están mejor posicionadas en Google y lo que haya hecho Google en el análisis es darle prioridad al término más popular dentro del gurpo “animal”.). Exageraciones al margen, habrá que ver cómo se aplica lo que ha hecho Google en este campo y si de verdad la cámara marca la diferencia. Sentimos ser demasiado escépticos, necesitamos un fin de semana de balneario en terapia pro-Google.

Los nuevos Pixel llegan en colores con nombres muy chulis que siguen la filosofía de otras empresas de darles a sus terminales nombres que te hagan sentir mejor gastándote en ellos casi mil euros (“gris espacial”, sea lo que sea que signifique eso). En este caso los nombres son Just Black (simplemente negro), Clearly White (claramente blanco) y Not Pink (que si no es rosa, será salmón o pétalo de flor japonesa).

Vía:

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...