¿Está en decadencia el negocio de Samsung en los móviles?

Samsung está jugando bien sus cartas a la hora de posicionarse en un mercado en el cual el smartphone va a tener cada vez menos importancia.

negocio de Samsung móviles

El titular es bastante alarmante, porque en ningún momento se ha hablado en profundidad acerca de si Samsung tiene problemas en el mercado móvil. Pero ciertos análisis de expertos de la industria sí están llegando a comprobar que la empresa coreana está poniendo rumbo hacia un futuro en el cual la fabricación y venta de móviles tendrá mucha menos relevancia que en la actualidad. En lugar de ello el sector de los chips se convertirá en su principal foco de atención.

Samsung intenta hacer todo lo posible para combatir la desaceleración que está viviendo el sector de los smartphones, que vivió su época dorada hace unos años y que posiblemente terminará entrando en crisis antes o después. La compañía ha comenzado a abrir tiendas especializadas con su propia marca que esperan que empujen a los usuarios a la compra de sus móviles como ya han hecho otros fabricantes con anterioridad. Son conscientes de que posiblemente estas tiendas tengan fecha de caducidad y que solo sean herramientas temporales para salir del paso, pero como medida de apoyo no es algo que les venga nada mal.

Al mismo tiempo se nota cómo los demás fabricantes ya venden también menos móviles de gama alta. Se está llegando a una situación en la que el usuario ya no siente esa necesidad de ir a comprarse el mejor móvil sin importarle que le cueste un buen puñado de dinero. Parece que el público se ha aburrido del móvil y que necesita algo más que le atraiga.

Es posible que dentro de unos años el smartphone tenga sucesor y que el mundo continúe girando de nuevo dando popularidad a otro tipo de producto. Es muy probable que Samsung esté al pie del cañón en ese momento tal y como ha ocurrido con otros dispositivos. Pero eso significa ir siendo conscientes y viendo que a los móviles les queda un periodo de tiempo cerrado. Ahora mismo son necesarios y la función que aportan es obligatoria. Seguramente no sabríamos volver a vivir sin móvil como lo hacíamos en el pasado. Pero si llega otro dispositivo que cubra esta necesidad y que además aporte algo complementario, es posible que el móvil termine siendo olvidado. La situación parece que nos está llevando hacia ese punto.

Contrariamente a lo que se pueda imaginar, las ventas de móviles modestos que permitan al usuario cumplir con las funciones básicas a las que se ha habituado, están en aumento. El mercado cambia y Samsung se intenta acostumbrar a ello. Como sabe que la situación no va a mejorar, sino que posiblemente se pondrá peor, lo que está haciendo es dosificar mucho más su catálogo de productos y de negocios. Es algo distinto a lo que ha hecho Apple hasta ahora, que sigue confiando en exceso en el iPhone y que posiblemente se encuentre en serios problemas si no vuelven a dar con el producto que triunfe entre personas de todo el mundo. Dentro de este contexto los chips de Samsung parecen ser la forma en la que continuarán ganando dinero y con la que incluso mejorarán sus resultados. Porque quizá no estén muy al tanto de cuál va a ser el próximo dispositivo que pegue fuerte en el futuro, pero está claro que necesitará buenos componentes técnicos. Y si ellos son una referencia, se podrán subir al carro de una u otra manera.

móvil de Samsung

Ahora mismo Samsung fabrica pantallas, chips de memoria y procesadores, entre otras cosas. Los procesadores son lo que le va a dar más impulso a la empresa coreana. Los utiliza en sus propios dispositivos y también los vende a las principales marcas del mercado. Incluso Apple compra algunos de sus componentes en los almacenes de Samsung, lo que habla bien del papel que está adoptando la compañía en este sentido. La empresa está tomando buenas decisiones en este aspecto y su futuro posiblemente no se vea tan afectado como se podría pensar por la caída en desgracia a la que es posible que terminen llegando los smartphones. No se puede decir lo mismo de los demás fabricantes de móviles, a quienes se les insta a que se cubran las espaldas, que se anticipen a lo que vendrá en el futuro y que puedan así salir del paso. Nadie quiere convertirse en la nueva Nokia, que cuando pasó de fabricar móviles básicos a smartphones se dio un buen batacazo en el suelo por no estar preparada para el cambio. A Samsung esto no le ocurrirá, de eso no hay duda.

¿Qué tipo de futuro visualizamos para el smartphone? No tenemos ideas concretas. Vamos a seguir haciendo llamadas a placer, ¿pero con un dispositivo en las manos? No lo terminamos de ver claro. Posiblemente estemos a unos pocos años de la próxima forma de comunicarnos, más dinámica, flexible y sencilla. Veremos qué papel juega en eso Samsung.

Vía: CNET

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...