El iPhone X podría acabar retrasado hasta marzo de 2018

Si los analistas están en lo cierto el iPhone X podría no llegar a las tiendas hasta el mes de marzo de 2018.

El lanzamiento del iPhone X

Si no habéis comprado el iPhone 8 pensando en que preferís el iPhone X quizá os tengáis que hacer a la idea de algo muy negativo: el lanzamiento se podría retrasar de forma considerable. Se está hablando de forma no oficial sobre problemas en la cadena de montaje que harían que el nuevo smartphone de Apple, el modelo de gran lujo, no llegue a las tiendas en los plazos que se habían comentado con anterioridad.

Lo más problemático es que no solo hay un proveedor que tenga dificultades para cumplir con los plazos de Apple, sino que se menciona que son varios los que lo tienen. Uno de ellos es el que se ocupa de crear la tecnología de sensor 3D que funciona con Face ID. Este es uno de los rasgos en los que más interés ha depositado la empresa de la manzana, dado que será el sistema que se ocupará de reconocer la cara de los usuarios para que podamos desbloquear el móvil o dar nuestra aprobación cuando vayamos a realizar un pago desde el smartphone.

Pero esto no significa que no haya unidades del iPhone X en circulación antes de marzo de 2018. Es posible que los afortunados que hicieran la reserva en sus primeros días sí que lo reciban. El resto posiblemente tenga que esperar.

La primera remesa del iPhone X llegará al mercado el 3 de noviembre. El analista Gene Munster, uno de los grandes expertos en tecnología de Apple, ha dicho que es muy probable que no haya unidades en las estanterías de las tiendas hasta como pronto finales de enero. A partir de ahí deberíamos ir viendo stock del dispositivo y que a final de marzo todo se haya estabilizado de manera que cualquier usuario se pueda hacer con él. Otros analistas también creen que habrá que esperar de forma considerable. A los problemas con el sensor 3D se le añade la dificultad de fabricar los paneles OLED que usará la pantalla del móvil.

Por otro lado, hay quien dice que Apple sabe bien que el móvil tardará en tener unidades disponibles y que creen que esto jugará a favor del iPhone 8, que se venderá de manera más sencilla gracias a que los usuarios estarán frustrados y querrán un móvil nuevo. No diremos que esto sea algo que ha planeado Tim Cook a mala fe, pero está claro que si algo sabe hacer Apple bien es calcularlo todo muy a largo plazo.

Vía: USAToday

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...