El Galaxy Note 9 llega pisando fuerte y confiando en el nuevo S Pen

El Galaxy Note 9 llama la atención del público confiando en un nuevo stylus Bluetooth y otras funciones.

nuevo S Pen

¿Quién nos iba a decir que la gran función innovadora sobre la que se asentaría un móvil en 2018 sería su revolucionario y nuevo stylus? Seguro que Steve Jobs hubiera tenido unas reflexiones interesantes acerca de ello. En Samsung están convencidos de que ante la falta de ideas existente en el mercado smartphone una buena opción es seguir innovando a través del S Pen, que se puede convertir, bien usado, en una herramienta de grandes posibilidades.

El Galaxy Note 9 ya ha sido presentado y hay mucho que decir de él, como que se presenta con un coste de 1.259,01 euros tal y como vemos en su web española. No sabemos qué pensáis vosotros, pero nosotros nos vamos a plantar de inmediato con la locura a la que se está llegando en el sector smartphone. No, no estamos dispuestos a pagar casi 1300 euros por un móvil nuevo por mucho que su lápiz óptico sea mágico y nos haga masajes. Hecho este comentario que se sale por la tangente, entendemos que para muchas personas esta cantidad no puede ser un problema y quieran tener un móvil de primera calidad.

Al menos, eso sí, ese el precio de la versión con almacenamiento de 512GB y memoria RAM de 8GB. Y no es por criticar, porque con Apple pasa exactamente lo mismo, ¿pero para qué queremos tantos GB en la era de la nube y del Internet de las Cosas? No parece muy conveniente.

Las grandes posibilidades de esta nueva generación del Note están representadas por la enorme capacidad de batería del “bicho”. Son 4000 mAh que van a tener que dar para mucho tal y como se ha prometido. En teoría el consumo de este tipo de máquinas aumenta a medida que crece su potencia, pero en términos generales una mayor batería como esta tendría que significar que nos aguante mucho más encendido. Al menos los fabricantes se están dando cuenta de que este es uno de los principales problemas con los que se encuentran los usuarios en la actualidad.

Otro de los pilares es el mencionado stlyus, el S Pen de nueva generación conectado por Bluetooth. Ahora no solo nos sirve para escribir o dibujar, sino que podemos transformarlo en un más que eficiente mando a distancia. Con él será posible activar el reproductor de música, la cámara del móvil o incluso tomar el control del ordenador portátil. Las posibilidades en este sentido suenan muy bien y abren un abanico de opciones en combinación con las mejoras en inteligencia artificial que teóricamente tendrá el móvil y con las que destacará.


La pantalla también llama la atención y tal como la define Samsung, es la pantalla infinita más grande. Pero como la empresa siga así, va a terminar sacándole brillo a un titular que podría repetir todos los años. En realidad llega un momento en el que no notamos tanta diferencia entre el diseño del dispositivo actual y lo que hemos visto en la generación pasada. No es algo por lo que se pueda criticar a Samsung, dado que es un problema que se viene replicando en la mayoría de los fabricantes, que se niegan a salir del modelo estándar creado en el entorno del móvil.

Volviendo al S Pen conectado por Bluetooth, las posibilidades que ofrece son elevadas. Podemos controlar el deslizamiento de las páginas de un PowerPoint con el movimiento del lápiz, podemos pasar de canción en el reproductor musical, cambiar los modos de la cámara y por supuesto usar el disparador remoto. También tenemos la oportunidad de utilizar aplicaciones que se basan en controles universales y con las que el sistema del stylus funciona perfectamente, como es el caso de Spotify. Además, tenemos un manejo muy sencillo de las funciones del móvil. Si pulsamos unos segundos el botón del S Pen abriremos la cámara y si hacemos doble pulsación cambiaremos entre el sensor trasero y el modo selfie. Este tipo de acciones son comunes para otros servicios. Samsung se ha asegurado de que podamos usar hasta 7 dispositivos por medio del stylus Bluetooth con una distancia de separación máxima de 30 pies.

En general hay aspectos por los que ilusionarse, mientras que en otros el móvil no parece tan desgarradoramente innovador. Como decíamos en otras ocasiones, la tendencia del mercado smartphone no termina de convencernos. Estamos viendo cómo los grandes fabricantes, los que pueden innovar y cambiarlo todo, como Apple o Samsung, se limitan a mejorar características, a introducir funciones secundarias que no cambian la vida de la gente y a aumentar los precios. Con el Galaxy Note 9 ya llegamos a más de 1200 euros por su modelo más avanzado, así que no dejemos de lado que dentro de unos años podamos estar hablando de 1500 euros. Cada vez cubrir los móviles con un seguro de daños es más lógico a la vista de los precios que ostentan.

Vía: Samsung

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...