¿De verdad el próximo modelo de iPhone puede ser tan imprescindible?

móvil de Apple

Se dice en la red que el iPhone de 2020, el que llegará este año 2019 en las fechas habituales, podría llegar a convertirse en un modelo que lo cambie todo y que de verdad recupere la esencia del smartphone de Apple. Hay quien apuesta fuerte diciendo que le devolverá a Apple la cuota de mercado perdida y que hará que los móviles de la manzana vuelvan a estar en primera fila. No queremos ser pesimistas, pero quizá es esperar demasiado del terminal. En cualquier caso, hay dos factores que están convirtiéndose en las armas de estos pensamientos optimistas que, como decimos, nos parece muy bien que existan y fluyan por las redes sociales.

Uno de los dos factores es el soporte 5G. Hasta hace poco nadie apostaba nada por ver 5G pronto en el iPhone, porque Apple está tomándose las cosas con tanta calma en los últimos años como para esperar que se suban al carro de la última conectividad con prisa. Pero ahora todo ha cambiado debido a que parece ser que Apple ha firmado un acuerdo de colaboración con Qualcomm para utilizar sus chips 5G.

Es cierto que la conectividad podría no estar operativa hasta 2020 aún con el móvil en las tiendas, pero estaríamos hablando de una espera de solo unos meses. A muchos usuarios no hay duda de que el soporte 5G les atraería de forma notable, porque es lo que quieren: velocidad y eficacia en sus móviles.

Dicho esto, también se comentó hace poco que el smartphone tendrá tres cámaras traseras. Nosotros siempre hemos sido de usar buenas cámaras fotográficas tradicionales y de no emocionarnos tanto por las cámaras de los móviles, así que esperamos que nos permitáis que no descorchemos el champán solo por esto. Lo que sí nos gusta más es ver que todo apunta a que Apple va a recuperar la presencia de Touch ID por todo lo alto. Se supone que lo hará con una nueva tecnología que permitirá que nuestra huella se detecte en la pantalla con un mapeo 3D por el cual dará igual dónde coloquemos el dedo.

No es que Apple vaya a tirar por la borda todo el trabajo realizado por Face ID, porque es consciente de que para muchos usuarios es el método de identificación más cómodo. Pero dejar que la presencia de Face ID esté complementada por la de Touch ID es, sin duda, una buena idea. Ayudará a que los usuarios puedan tener una mejor experiencia en el uso del móvil y, al mismo tiempo, aumentará la seguridad en los dispositivos, factores que bajo cualquier contexto siempre son bienvenidos.

Foto: stokpic

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...