¿Cómo podría ser el iPhone más barato?

Apple podría hacer algunos ajustes en los componentes del próximo iPhone para que el precio no sea tan elevado.

sucesor del iPhone X

Hace unos días se mencionaba que existen muchas posibilidades de que el próximo iPhone, el que llegue en este año 2018, sea más económico que el iPhone X. Todos nosotros nos hemos visto complacidos por la noticia, dado que el coste del iPhone X es demasiado alto y no podemos seguir aumentando el presupuesto que gastamos en móviles sin terminar volviéndonos locos. Dicho esto, ¿cómo podría conseguirlo Apple? ¿qué podría hacer para que sea una realidad esta idea de que su móvil se pueda vender por un coste menor del que ha llegado a tener en su último modelo?

Un artículo escrito por John Falcone y Jessica Dolcourt para CNET profundiza en ello y nos ha gustado tanto que vamos a repasar las ideas que han compartido con sus lectores. No sabemos si Apple les hará mucho caso, algunas de las ideas no son tan buenas como otras bajo nuestro punto de vista, pero indudablemente hay buen material del que hacer un análisis.

Lo que queremos todos a fin de cuentas es que el próximo iPhone sea un poco más barato para que no tengamos que vender un riñón o hipotecar la casa para poder comprarlo. Al fin y al cabo, estamos hablando solo de un móvil por muy bueno que sea.

Comenzando por el principio hablamos de la pantalla. La recomendación de estos expertos es que en vez de utilizar tecnología OLED, que entendemos que es lo mejorcito del mercado, pero tiene un coste superior, Apple vuelva a sacar provecho a las pantallas LCD. Es cierto que los usuarios más expertos notarán el cambio, pero en términos globales preferiríamos tener una imagen menos espectacular (para muchas personas el cambio tampoco se aprecia tanto) que pagar más.

De la cámara se solicita otro downgrade similar. El iPhone X aporta dos cámaras traseras y el iPhone 8 ha demostrado que con una es más que suficiente. Parece que el filón de “mi cámara es mejor que la tuya” ya ha pasado porque la mayor parte de las cámaras actuales ofrecen un rendimiento de primera calidad. Si queremos rodar películas para Hollywood lo notaremos, ¿pero realmente vamos a rodarlas? Y por otro lado, ¿nos interesa tanto pagar más por los aportes que realizan las dos cámaras traseras? ¿qué tipo de fotos o vídeos solemos hacer de forma más habitual? Sin salirnos de las cámaras también podemos hablar de la frontal. El ahorro económico se podría producir si Apple siguiera usando el sistema de selfie TrueDepth de primera generación en lugar de incluir el de segunda generación. ¿Notaríamos tanto la mejora?

La memoria RAM es una de esas modificaciones en las que no nos gustaría ahorrar. Desde CNET dicen que podemos vivir con 2GB de memoria RAM en vez de con los 3GB del iPhone X, pero dependiendo de cómo sean de exigentes los juegos y aplicaciones que lleguen en breves, así como las propias tripas del móvil, quizá estaríamos arriesgándonos demasiado. Habría que valorar cuánto es el ahorro por la diferencia de memoria RAM.

precio del iPhone

También se recomienda reducir las funciones adicionales del móvil y eliminar el sistema 3D Touch, entre otras cosas. Y otro aspecto en el que no estamos de acuerdo es en ralentizar la adopción del nuevo procesador A12, dado que quedarnos en el A11 no tiene porqué ser recomendable dependiendo de lo que opinen los técnicos de Apple. ¿Hemos llegado al punto en el que necesitamos el chip A12 para disfrutar de un rendimiento acorde a las máximas exigencias? Somos capaces de transgredir en algunos aspectos, pero la potencia y la eficiencia del móvil quedan fuera de toda discusión. Incluso como decíamos, podríamos ver viable reducir la calidad técnica de la pantalla, pero la potencia del móvil siempre debería ser la mayor en el entorno del iPhone.

Por último, otra recomendación que se realiza es que se elimine el sistema de carga inalámbrica del dispositivo. Esto jugaría en contra de Apple debido a que la compañía tendría un menor nivel de venta de sus dispositivos AirPower como estaciones de carga, pero dado que se trata de algo que todavía va para largo no creemos que sea tan relevante.

¿Estaríamos dispuestos a estos cambios para que el iPhone de 2018 sea un poco más barato? ¿hasta dónde damos nuestro brazo a torcer si queremos que baje el precio? Lamentablemente sabemos que todo esto son hipótesis y que lo que pensemos nosotros no va a tener un peso demasiado elevado en las decisiones de Apple, pero nunca está de más que podamos explorar posibilidades y que veamos que no todo es tan blanco o tan negro como podamos imaginar. Dentro de unos meses sabremos si Apple ha tenido en cuenta algún tipo de posibilidad para que el precio del próximo iPhone sea un poco más asequible y que lo puedan adquirir una mayor cantidad de personas.

Vía: CNET

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...