Apple se compromete con los usuarios que sufren problemas de cobertura

El iPhone 7 ha sufrido muchos problemas de cobertura, pero Apple ha decidido dar la cara para proteger a sus usuarios.

Apple da la cara

El último problema encontrado en el iPhone 7 será solventado sin coste alguno por Apple. La compañía ha confirmado que un pequeño porcentaje de los terminales en el mercado están sufriendo una incidencia por la que se muestran sin cobertura, cuando realmente sí tienen.

A partir de ahora, todos los propietarios del teléfono que contacten con Apple porque sufren este defecto tendrán su dispositivo reparado sin coste alguno, incluso aunque se haya acabado la garantía. En el comunicado en el que Apple confirmaba su decisión, también explicaba por qué este problema afecta a un determinado número de sus iPhone 7, pequeño según la compañía norteamericana. Al parecer, la incidencia surge por culpa de un componente básico que falta en el terminal.

Los terminales afectados son aquellos que fueron montados entre septiembre de 2016 y febrero de 2018, y distribuidos en Estados Unidos, Hong Kong, Japón, China y Macao. Hay tres modelos concretos que serán arreglados de manera gratuita. Todos los iPhone 7 que cuenten con el número A1660 en su parte posterior podrán ser reparados en Estados Unidos, Puerto Rico y las Islas Vírgenes. Los que tengan el modelo A1779 lo podrán hacer en Japón. En China, el arreglo está disponible para quienes tengan el modelo A1780 y también el A1660.

Para saber a ciencia cierta si este problema afecta al dispositivo del usuario o no, Apple ha creado una sección en su página web en la que se puede comprobar y conocer qué medidas tomar para arreglar el possible problema. Esta última incidencia del iPhone 7 llega justo después de que Apple se viera envuelta en una gran polémica por el uso de la batería en sus terminales más antiguos. Varios medios descubrieron que las nuevas actualizaciones del sistema operativo iOS estaban reduciendo el rendimiento de los iPhone de la compañía con más de un año de vida (tras el lanzamiento del 8 y el X, del 7 hacia atrás).

Tras la aparición de estas informaciones, Apple tuvo que confirmar las acusaciones y explicar que se trataba de una medida para evitar que las baterías se desgastasen más de la cuenta y acabasen provocando fallos generales en los dispositivos. La compañía de la manzana pidió perdón a sus usuarios por no informarles de este procedimiento, el cual algunos han acusado de obsolescencia programada, ofreciendo el cambio de batería por una nueva a menos de la mitad del coste original. A partir de la próxima actualización de iOS el usuario podrá comprobar el estado de su batería en Ajustes.

Vía: Apple

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...