Apple cancela la producción adicional del iPhone XR

Las ventas del iPhone XR no van a ser tan espectaculares como se podría haber imaginado en primera instancia.

La producción de Apple

Las previsiones de ventas para el iPhone XR parece que no van como se esperaba y Apple ha tenido que recurrir al socorrido “vade retro Satana” para impedir que acaben con demasiados móviles sin vender al acabar el año. Por ello la compañía ha enviado un comunicado interno a Pegatron y Foxconn, que son las empresas que trabajan en las fábricas de montaje, para que no lleven a cabo los planes de producción adicional que se habían previsto para el dispositivo.

Se confirma así que el iPhone XR no ha revolucionado el mercado por mucho que ofrezca un perfil económico en el cual Apple confiaba como arma definitiva para incrementar sus cifras. La empresa de la manzana está viendo que la situación del mercado smartphone no es tan moldeable como imaginaban y que ya hay pocas formas de impulsar las ventas ante el hastío de los usuarios.

Si bien no hay cifras específicas de lo que significa la parada de esta producción adicional, ciertas fuentes que se mantienen anónimas comentan que por parte de Foxconn puede suponer la fabricación de al menos 100 mil unidades menos.

Al parecer, la empresa Foxconn, que ha sido siempre la fiel aliada de Apple en el montaje de sus móviles, tenía pensado hacer uso de 60 líneas de ensamblado y al final solo va a recurrir a 45, lo que significa una bajada importante en el volumen de trabajo. Sobre el papel de Pegatron no hay datos, pero sí se comenta que su rendimiento está lejos de necesitar la capacidad máxima de la fábrica. Por supuesto, la situación deja a los pequeños fabricantes que Apple tenía en la recámara sin trabajo, como Wistron, a quien la manzana había asegurado que habría algunos pedidos para ellos antes del final de año.

Ahora mismo el esfuerzo de Apple y de sus socios se concentra en el iPhone 8 y en el iPhone 8 Plus, que se dividen entre Pegatron y Foxconn respectivamente para que no haya problemas en la cadena de montaje. En principio de estos modelos las previsiones van en la línea de lo esperado, pero en general se cree que las cifras no son tan prometedoras como se pudiera haber imaginado hace unos años que estaría el mercado en 2018. En cualquier caso, del debacle de los smartphones ya se habla de forma habitual y Apple es una de las empresas que está más metida en el meollo del asunto, por lo que va a tener que hacer uso del refranero y “reiventarse o morir”.

Vía: Nikkei

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...