¿Un conductor de Uber gana más de 70.000 euros al año?

Uber crece de forma vertiginosa en muchos países, pero allí donde está establecida y consolidada la aplicación, los conductores denuncian que no ganan tanto dinero y además una serie de problemas a los que se enfrentan a diario.

Coches al servicio de Uber

Uber declara que la mitad de sus conductores tienen ganancias de más de 70.000 euros al año, sin embargo, la empresa ha sido criticada por pagar más a sus empleados, por socavar el reglamento del taxi, por su política agresiva, etc. Pero lo cierto es que cada año se suman miles de conductores a sus filas deseosos de ganar un sueldo extra.

Claro, que cuando la empresa asegura que un conductor de Uber gana más de 70.000 euros al año, se puede realizar un breve análisis para saber si es verdad. Esa cantidad puede corresponder a las ganancias brutas, sin descontar la comisión de la empresa, el gasto de gasolina, mantenimiento y desgaste del coche, etc. Por otro lado, ese importe equivale a realizar muchas carreras, si se tiene en cuenta que se trata de alguien que busca un sobresueldo, parece que faltan horas.

Según explicaciones de un conductor, una carrera tiene una media de duración de 20 minutos, cinco para llegar al punto de recogida, otros cinco si hay que esperar al cliente y 10 minutos más para llegar al destino, son 20 minutos, por lo que si se tiene bastante trabajo será posible realizar un máximo de tres carreras por hora, lo que equivale a unos 23’5 euros/hora. Pero hay que descontar las comisiones, los impuestos (en el caso de Estados Unidos), la aportación a un fondo de compensación, etc.

En Nueva York, uno de los mayores mercados de Uber, se ofrecen tres modelos de servicio, económico (UberX), medio (UberBlack) y de lujo (UberSUV), cada uno tiene sus tarifas específicas y también varían las comisiones de la empresa, 20, 25 y 28% respectivamente, añadimos los impuestos que ascienden a un 8’75% y la aportación al fondo de compensación de un 2’5%.

Total, que de una ganancia de 23’5 euros/hora se pasa a unos 16’5 euros/hora, hay que descontar también el gasto de limpieza del coche, el combustible, el gasto de estacionamiento y otros gastos más, al final la ganancia se reduce a unos 9’5 euros/hora. Este es un análisis que hacen aquí.

Pero esto es sólo la punta del iceberg, algunos conductores denuncian que la aplicación es pirata, engaña a los conductores haciéndoles creer que su coche es el más cercano en la solicitud de carrera de un cliente, posteriormente Uber le asigna automáticamente una tarifa. A todo esto hay que añadir la picardía de algunos conductores que juegan sucio e intentan ganar más dinero con las tarifas aeroportuarias, mucho más elevadas que el resto de tarifas. Según leo aquí, el teléfono es hackeado para que parezca que la ubicación del conductor está muy próxima a un aeropuerto, así se logra adjudicar esa carrera.

Si buscamos en la red encontramos todo tipo de quejas y denuncias, sin embargo, y como ya explicaba, miles de conductores se suman a las filas de Uber cada año, ¿estarán al corriente de todos estos problemas? Al final quien realmente gana dinero es la empresa, los usuarios se benefician con tarifas más económicas que la de los taxis y el que sale peor parado es el conductor, nadie da “duros a cuatro pesetas”.

Ahora será cuestión de analizar cuál es la situación de los conductores europeos que trabajan para Uber, por ejemplo, los de Madrid, hay que decir que las condiciones son distintas ya que al haber demanda de conductores se ofrecen primas a quienes dediquen un mínimo de horas al servicio. Hay que ver cómo se desarrollará el modelo de Uber en Europa, quizá la situación termine siendo similar a la que se vive en algunas ciudades estadounidenses.

Foto | Jason Tester

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...