Uber sufrió una grave filtración de datos y lo ocultó

Una filtración de datos tapada en 2016 por Uber ha terminado viendo la luz y afectando a la imagen de la compañía.

Uber reconoce un escándalo

En los últimos meses la compañía Uber se ha visto envuelta en más de una polémica a la que ahora sumamos una nueva. Ha salido a la luz que el año pasado hubo una filtración de datos en la empresa. Por aquel entonces la plataforma de transporte compartido tuvo un problema interno, puesto que alguno de sus trabajadores de plantilla se introdujo en el sistema informático de Uber y extrajó información confidencial.

El protocolo habitual en estos casos es que, en el momento en el cual ocurre algún problema similar a este en una empresa, la afectada lo comunique rápidamente a las entidades pertinentes. Pero según se ha explicado en la prensa norteamericana, en el caso de Uber no fue así, puesto que hasta día de hoy se había mantenido en secreto.

A pesar de que los dirigentes de Uber tuvieron conocimiento rápidamente de este suceso, prefirieron no dar parte de lo sucedido para evitar crear más problemas y se tomó la decisión de abonar a los hackers 100000 dólares para que no filtraran la información que se había obtenido. En todo este entramado algunos empleados de la propia empresa fueron protagonistas, pero aún se conoce la identidad de los mismos.

Aunque es cierto que tal y como apuntan algunos expertos Uber tomó medidas al respecto y cesó de su cargo a algunos trabajadores y directivos, los datos de los mismos hasta ahora no han salido a la luz. Lo único que se ha podido conocer es la identidad de Joe Sullivan, uno de los afectados en esta historia y que en ese momento era el jefe de oficina de seguridad de Uber. Para muchos es sorprendente cómo, después de un año, todo esto ha salido a la luz, algo que por otra parte no es de extrañar teniendo en cuenta que la filtración de datos de 2016 ha afectado a muchas personas.

De hecho, los datos que se obtuvieron de forma ilegal pertenecían a alrededor de 57 millones de usuarios. Entre esta información había datos de todo tipo, principalmente personales, aunque en este fraude se vieron afectados unos 600000 trabajadores de Uber, puesto que se obtuvieron del sistema datos sobre el nombre, la dirección o los números de teléfono de los conductores afiliados a la compañía. En cualquier caso, el recién elegido nuevo consejero delegado de la compañía, ha llamado a la calma, asegurando que Uber es una empresa transparente y que desde la compañía se va a hacer todo lo posible para reparar “daños pasados”.

Foto: tookapic

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...