Toyota suspende las pruebas de coches autónomos en Estados Unidos

Toyota decide que de forma temporal sus coches autónomos no seguirán circulando en Estados Unidos durante el periodo de pruebas.

coches autónomos en Estados Unidos

El incidente ocurrido recientemente con un coche autónomo de Uber que atropelló a una peatona en Estados Unidos ha llevado a que el sector del motor reaccione de formas variadas. Si bien algunas empresas no se han pronunciado al respecto, la tónica que se está adoptando por regla general es la de ajustar los planes con la intención de tomar decisiones conscientes con la situación que se está viviendo. Y en este sentido Toyota ha sido una de las compañías que ha actuado de forma drástica imponiendo de momento un bloqueo a todas las operaciones de prueba que se estaban llevando a cabo con los coches autónomos en territorio estadounidense.

El motivo es respetar la tragedia de lo ocurrido y revisar todos los procesos, los métodos de trabajo, la seguridad y cualquier otro factor que se pueda dar en este tipo de situaciones. La compañía no quiere que algo así pueda repetirse y está priorizando la implementación de nuevas medidas de seguridad que eviten cualquier tipo de incidente como el que ha ocurrido con Uber.

La decisión solo se aplica, eso sí, a territorio norteamericano, dado que en Japón parece que tienen unos métodos de trabajo mucho más rígidos y pesados, pero necesarios en cualquier caso.

Como decíamos, hay otros fabricantes de automóviles autónomos que también se han pronunciado. Es el caso de Hyundai, que ha dicho que si el sector quiere seguir trabajando en coches autónomos debe ser consciente de los riesgos que supone esta tecnología y de la necesidad de actuar con más intensidad en todas las labores de precaución. En su caso no han dejado de probar los coches autónomos, pero está muy claro que a partir de ahora se van a imponer nuevas medidas de control para que no se produzcan accidentes con coches que se mueven por las calles sin conductor.

La situación es altamente compleja y delicada, de eso no hay ningún tipo de duda. Los fabricantes se tienen que asegurar de continuar trabajando en este tipo de vehículos, pero hacerlo de manera que no se produzcan más accidentes. La cuestión no es aislar las pruebas a circuitos cerrados alejados de los peatones, sino quizá de tener planes B que permitan evitar sustos innecesarios o que den más relevancia al conductor vigilante que va dentro de todos los coches autónomos mientras recorren la ciudad en trayectos de prueba a niveles de velocidad normales.

Vía: Autonews

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...