Se registra el primer accidente de un coche autónomo de Apple

Salvo sorpresa se destaca del reciente accidente sufrido por un coche autónomo de Apple que el vehículo no ha sido responsable del mismo.

coche autónomo Apple

Uno de los 66 coches autónomos de prueba que el gigante Apple tiene expandidos por las calles de California ha estado involucrado en un accidente que ocurrió en la ciudad. Eso sí, sin ser él el principal responsable, puesto que según el informe del Departamento de Vehículos Motorizados de California (DMV), el coche creado por Apple (un Lexus RX 450h) apenas se estaba moviendo en el momento de la colisión: iba a menos de 2km/h cuando un Nissan impactó en su parte trasera.

Si bien ambos coches sufrieron daños, ninguno de los pasajeros ha sufrido ninguno y ahora lo que queda por esclarecer es si de verdad la culpa del accidente fue del pasajero del Nissan. Sin embargo, aunque así fuera, la pregunta que queda en el aire es clara: ¿cómo ha concebido Apple, entonces, su coche de conducción autónoma?

Porque lo normal, en este tipo de coches, es que nos anticipen imprevistos como este, y teniendo en cuenta el desenlace de este caso en cuestión, no sabemos exactamente cómo reaccionaron los sistemas del coche creado por Apple.

Hasta que la empresa se pronuncie, si es que alguna vez lo hace, lo único que nos queda es esperar a que los informes aclaren un tanto más la situación. En principio la culpa, como indicamos, no debería caer sobre Apple, dado que la empresa de la manzana no se puede hacer responsable de la forma de conducir de las personas que están al volante alrededor de sus vehículos. Pero sí es cierto que los vehículos autónomos deberían contar con mejores sistemas y detectores de colisiones que pudieran evitar este tipo de incidentes.

También hay que entender, por otro lado, que la tecnología de conducción autónoma de Apple todavía está en una fase de pruebas y que aún tiene mucho camino que recorrer. En realidad todos los fabricantes están avanzando a buen ritmo en lo que se refiere a los coches que se conducen solos, pero ninguno ha conseguido todavía un modelo definitivo que sea capaz de no requerir supervisión o de evitar cualquier tipo de situación peligrosa.

Lo malo de este tipo de situaciones es que el público y la prensa en general suelen aprovechar para cargar contra la tecnología, algo que suele derivar en que se produzcan retrasos en la forma en la que se están desarrollando estos nuevos sistemas de conducción. Esperemos que este incidente en concreto no le acabe pasando factura al entorno de Apple.

Vía: CNET

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...