¿Reemplazarán los camiones autónomos a los conductores tradicionales?

Un estudio habla de lo que ocurrirá de aquí a 10 años en relación al sector de los camiones y los modelos autónomos.

conductores tradicionales

Hay varios puntos de vista que rodean al futuro que espera en relación al uso de camiones autónomos en las carreteras. Un amplio grupo de personas y familias están preocupadas por si los cambios harán que miles de personas pierdan su puesto de trabajo. En otros casos simplemente se piensa en los beneficios de automatizar un trabajo que se puede potenciar mucho gracias a la desaparición del factor humano, al menos en la conducción (dado que es lógico que aunque no hubiera conductores sí habría otras personas supervisando los camiones).

Sobre todo esto ha querido hablar el Transportation Institute de Texas A&M y la Michigan State University, que han colaborado en un estudio encargado por la American Center for Mobility para comprobar los efectos que puede tener la tecnología de conducción autónoma en el mundo de los camiones a lo largo de la próxima década.

Lo que determina el estudio es una buena noticia, dado que no dice que los camiones autónomos no vayan a comenzar a usarse, pero se especifica indicando que no habrá despidos masivos generalizados. ¿Podría ser un futuro en el que todo el mundo se quede contento? ¿es un pensamiento utópico o es posible llegar a este tipo de imagen futura?

De lo que se habla es de cómo estos camiones autónomos darán soporte a los conductores de camiones actuales y no tendrán la intención de ocupar su lugar. Se comenta que por mucho que el camión pueda conducir de una manera independiente, será necesario que haya una persona en el vehículo para realizar diversas tareas, como es el caso de la descarga de lo que se esté transportando o de la interacción que sea necesaria con otras personas. Este tipo de necesidad se aplicará también a otras industrias donde el transporte se automatizará. Eso sí, los conductores de camiones actuales tendrán que aprender ciertos conocimientos que les permitirán supervisar de forma conveniente la ruta y el rendimiento del camión.

Por otro lado, no hay que olvidar que por mucho que haya personas que teman que se pierdan miles de puestos de trabajo, lo que opinan los principales protagonistas de la industria del camión es bien distinto, dado que a diario sufren la escasez de profesionales en este sector. La idea de pasarse horas y horas en la carretera transportando carga no es tan romántica como lo era en el pasado y es un trabajo para el cual siempre falta personal. Esto se podría solucionar finalmente utilizando estos vehículos como medida de apoyo a las plantillas actuales.

automatización de los camiones

Tal y como dicen los responsables del estudio, no hay que entender la tecnología de condución autónoma como un medio de eliminar los puestos de los conductores. Será una tecnología que dará apoyo, que facilitará el trabajo de estos profesionales, que permitirá más dinamismo en los turnos y que ajustará las necesidades de la industria. También es verdad que el estudio se ha realizado con un enfoque de aquí a 2028, un plazo de diez años. Los responsables del mismo dejan la puerta abierta a que exista la posibilidad de que años después, hablando de 2030, 2040 o 2050, sí que se eliminen todos los puestos de los conductores. Pero dentro de este contexto hacen especial hincapié en la importancia de formar a los profesionales para que puedan mantenerse dentro del sector evolucionando al mismo tiempo que lo hacen las necesidades del mismo.

La autonomía de los vehículos no debería ser vista como un enemigo al que odiar, pero es indudable que con ella van a llegar una serie de retos a los que la sociedad se tiene que amoldar para que no haya nadie que se quede sin un buen puesto de trabajo. Es posible que dentro de 50 años el trabajo de camionero tal y como lo conocemos hoy suene a prehistoria y que esos recuerdos de profesionales que se pasaban 12 horas seguidas en la carretera durmiendo en moteles se hayan convertido en algo más parecido a la ficción que a la realidad, pero si eso ocurre y el sector ha derivado en la creación de otros trabajos para personas, no debería representar una situación traumática.

Cuando hablamos de camiones podemos equiparar este tipo de contexto a los demás tipos de vehículo de los que ya se ha hablado en relación a la automatización. Dentro de unos cuantos años es posible que lleguemos a esa situación en la que ya no aprendamos a conducir porque no sea necesario. O quién sabe, quizá para entonces ya hay coches voladores que nosotros podamos pilotar mientras los que van por el suelo quedan en manos de las máquinas. ¿No sería un futuro interesante para que sigamos disfrutando de la maravillosidad de conducir un vehículo? Porque eso será algo que también terminaremos echando de menos a largo plazo a la vista de cómo va la sociedad encaminada a la comodidad.

Vía: CNET

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...