¿Quién tiene la culpa del atropello producido con un coche autónomo de Uber?

Una mujer ha fallecido en Estados Unidos tras ser atropellada por un coche autónomo de Uber controlado por un conductor real.

Accidente con coche autónomo

El incidente ocurrido recientemente en Florida, en el cual un coche autónomo de Uber ha atropellado a una mujer, que ha fallecido a consecuencia del golpe, es trágico. Muy trágico. Los registros indican que la mujer no estaba cruzando por el lugar por el cual debería, pero no hay ninguna duda de que este tipo de vehículos ya deberían estar preparados ante este tipo de situaciones, dado que los ciudadanos somos propensos a cruzar la calle por donde queremos. Esta es una realidad máxima que cualquier fabricante de coches autónomos debería entender y tener en mente.

No obstante, hay muchas preguntas que plantearse sobre lo ocurrido que nos deberían ayudar a saber quién ha tenido la culpa en todo lo ocurrido. Uber ha reaccionado con precaución cancelando sus programas de prueba de coches autónomos en Estados Unidos y Canadá porque la situación es de gravedad suficiente como para hacerlo. ¿Pero es lo justo? ¿realmente ha sido el coche o el sistema informático del mismo el culpable de lo sucedido?

Hay aspectos del incidente que no nos terminan de convencer. La información transmitida por la policía a los medios indica que durante el atropello había un conductor de Uber detrás del volante, pero que el funcionamiento del vehículo estaba siendo gestionado de manera independiente. ¿No pudo el conductor de apoyo gestionar un movimiento del coche para evitar el incidente? ¿realmente no lo vio venir? ¿conducía el coche y no el conductor en realidad? ¿está usando el conductor una excusa para que la culpa la tenga el coche y no él?

De ningún modo queremos afirmar nada que no esté probado e investigado, pero como decimos, todo suena un poco extraño. No hay pruebas concluyentes de forma definitiva de lo que ha pasado en su totalidad durante el atropello, pero está previsto que esto se resuelva en los próximos días. No es la primera vez que se produce un incidente con los coches autónomos y en realidad ya han sido protagonistas de multitud de casos similares, aunque aún no recordamos que se hubiera producido una víctima mortal. ¿Es esto suficiente como para detener la investigación en este campo? ¿o pensamos que los conductores humanos proporcionalmente somos responsables de más accidentes?

En general es poco probable que este incidente lleve a que se detengan los progresos en la conducción autónoma, pero sí hay que concentrarse en que este tipo de cosas, sea la culpa de quien sea, no se repite de nuevo. En Estados Unidos se pueden ver procesos de prueba con conductor de apoyo en los que estas personas están totalmente a su aire sin prestar atención a lo que ocurre en la calle (jugando con el móvil, leyendo un libro, etc), lo que no resulta precisamente conveniente. Así que todavía hay que hacer un esfuerzo mayor en estos procesos para evitar incidentes. Esperemos que lo sucedido sirva de ejemplo.

Vía: CNET

Foto: stodwa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...