Plan PIVE 4 y Plan PIMA Aire 2, vistos y no vistos

Los planes de ayuda para la compra de vehículos se agotan, algo lógico teniendo en cuenta que el presupuesto es bastante limitado, ahora los vendedores solicitan la ampliación del Plan PIVE y del PLAN PIMA Aire 2 para mantener la activación del sector.

Ayudas para la compra de vehículos

A finales del mes de octubre se aprobó el Plan PIVE 4 y el Plan PIMA Aire 2, el primero ya sabemos cómo funciona, el segundo ofrece un incentivo de 2.000 euros (1.000 del gobierno y 1.000 de las marcas) para la compra de un vehículo que no supere los 2.500 kilos de peso. También se ofrece una ayuda de 4.000 euros para la compra de vehículos de más de 2.500 kilos de peso (2.000 del gobierno y 2.000 de las marcas), siempre y cuando se entregue el vehículo usado de más de 3.500 kilos y con más de 7 años de antigüedad.

El caso es que el Plan PIMA Aire, dotado con 38 millones de euros, se ha agotado. Ha sido la alternativa al plan PIVE, ya que ofrecía los mismos incentivos por la compra de un turismo, hay que añadir que se subvencionaban motocicletas, ciclomotores y bicicletas eléctricas. Inicialmente el plan original aprobado en el mes de febrero, ayudaba a pymes y autónomos a la adquisición de un vehículo comercial, en agosto se introdujo la modificación para la inclusión de turismos, siendo los beneficiarios del plan los mismos.

En octubre se dio luz verde al PIMA Aire 2 ampliando ayudas y acceso a los usuarios particulares. Ahora el Plan PIMA Aire 2 se ha agotado y el Plan PIVE se queda solo y con una vida corta.

Evidentemente, ante esta situación los vendedores piden que se realice una ampliación de los planes de ayuda para la compra de vehículos, al menos hasta que la economía mejore. También se ha solicitado que se amplíe a los vehículos usados a partir de 5 años de antigüedad. Según leo aquí, el presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) pide, aunque ya veremos si el Gobierno concede, pero una cosa está clara, el presupuesto de 38 millones es muy limitado teniendo en cuenta que gracias a estos planes se ha logrado impulsar la venta de coches y otros vehículos en un momento complicado, es necesario mantenerlos hasta el cambio de situación económica.

Los beneficios son varios, además del ahorro se logra reactivar la industria, renovar el envejecido parque automovilístico, mejorar la seguridad gracias a la circulación de nuevos coches con medidas y sistemas más eficaces, etc. Ya veremos qué hace el ejecutivo con el Plan PIVE y el Plan PIMA Aire, sobre todo sabiendo que se van a realizar más recortes y que desde la UE increpa a España para que cumpla los objetivos marcados con el tedioso déficit.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...