Mantener el liderazgo, el objetivo del Mazda MX-5

La nueva versión del vehículo japonés integra interesantes novedades en el aspecto tecnológico, estético y mecánico.

Llega el nuevo Mazda MX-5

El roadster japonés por excelencia, el Mazda MX-5, tendrá una nueva versión y entre las principales novedades tecnológicas y estéticas, el popular descapotable biplaza podría incorporar la variante de un motor diésel a su oferta, por primera vez en la historia del modelo, motivo que lo acercaría a tener más variantes a la hora de la oferta y la demanda.

A principios de año, Mazda y Alfa Romeo firmaron un acuerdo para el desarrollo conjunto de un modelo para cada marca. Ambos tendrían su gama de motores propia pero compartirían chasis, suspensión y otros componentes. Los dos serían fabricados en la planta de Mazda en Hiroshima y el resultado final fue la nueva generación MX-5 para el fabricante japonés y un nuevo Spider para el italiano.

En los próximos tres años, Mazda tiene preparado el arribo de 4 renovaciones de sus modelos: MX-5, Mazda 3, Mazda 6 y CX-9. Todas estas nuevas generaciones parten de base, con el progreso de la tecnología Skyactiv, una apuesta basada en el desarrollo de nuevos motores diésel y gasolina y la mejora estructural de las carrocerías, incluyendo además una reducción de peso. En este último punto, se especula que el futuro MX-5 se sitúe por debajo de la barrera de los 1.000 kg, fruto de la incorporación de la tecnología SKYACTIV-body.

Si hablamos de la mecanización, en principio, se rumorea que la mecánica básica del nuevo MX-5 será un propulsor atmosférico de 1.6 litros y tecnología SkyActiv, capaz de rendir una potencia de 130 CV. En la actualidad, el MX-5 ofrece en el mercado español dos alternativas mecánicas de gasolina (dos atmosféricas 1.8 de 126 CV y 2.0 de 160 CV). Una de las razones por la que el fabricante japonés estaría considerando un propulsor diésel es sí habrá mercado para un pequeño descapotable deportivo biplaza de baja potencia. Ellos creen que con la inclusión de la gama diésel se podría ganar en practicidad y tener otra alternativa dentro del plan de marketing.

Sin datos todavía certeros, la única idea fija que se maneja es la de devolver la originalidad del Mazda MX-5, aquel que nació en 1989 con motores de 1.6 (el mismo que se quiere implementar ahora) de 115 CV y que pesaba 800 kgs, cifra que también se quiere alcanzar.

Vía | autopista.es

Imagen | Mazda

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...