Lexus no fabricará coches en China

Para garantizar la calidad de los coches que produce, Lexus ha decidido no fabricar en China sus modelos, no quiere asociarse a un fabricante chino, ceder tecnología y rebajar los estándares de calidad que son parte de su filosofía.

Calidad Lexus

La tendencia de muchas empresas de coches es fabricar en China para abaratar costes, el ahorro es brutal y deriva en el incremento significativo de los beneficios. Sin embargo, algunas marcas de coches como Lexus, lo tienen bastante claro, no van a fabricar en China por dos razones principales, una es mantener la calidad, la otra es no querer tener que asociarse con un fabricante chino e introducir su tecnología en el país (lo que implica una cesión). Recordemos que existe una obligación de formar coalición con un empresario chino si se desea trabajar en ese país.

Lexus no fabricará coches en China y con ello garantiza que se mantendrá el estándar de calidad de sus coches. Como decía, la tendencia es fabricar y comprar en China, pero Lexus nada a contra corriente y destaca frente al resto de fabricantes que apuestan por esta opción. Posiblemente con esta maniobra Lexus despunte y se consolide como marca que trabaja por ofrecer la mejor calidad a sus clientes, muchos consumidores asocian la mala calidad a los productos chinos, lo que en mi opinión es una buena jugada.

La filial de Toyota dedica muchos esfuerzos para que cada uno de sus modelos sean el máximo exponente de calidad en todos los sentidos, estético, mecánica, materiales… De hecho, para mantener los estándares que se ha impuesto a si misma, la marca cuenta con unos sistemas de control muy exigentes que derivan en el lanzamiento de coches en los que no falla nada. No creo que esto sea nadar a contracorriente, en realidad es avanzar sobre seguro logrando consolidar la asociación marca/calidad. Más de un consumidor se decanta por adquirir un producto (sea cual sea) que no sea chino si lo que persigue es un plus de calidad.

Como mercado para la introducción de nuevos modelos, China es un país emergente que está en el centro de atención de muchas empresas, pero no parece buena idea producir en el país para exportar al resto del mundo, demasiados escándalos de calidad y seguridad se asocian a lo que produce. Quizá por este motivo Lexus arriesga a un a sabiendas de que esta filosofía le resta ventaja competitiva en el plano comercial, pero en mi opinión es un movimiento inteligente que dará sus frutos.

En este artículo de Dirio Motor nos explican que esto no quiere decir que Lexus abandone definitivamente la idea de fabricar en suelo chino, dependiendo de la evolución de la marca, quizá tenga que pasar al final por el tubo. Lo cierto es que el resto de marcas deberían hacer lo propio, evitar fabricar en China si quieren ofrecer calidad, por otro lado, ¿por qué hay que aceptar las exigencias del Gobierno Chino?, asociarse a un fabricante del país y ceder las tecnologías y conocimientos, no es extraño que China logre evolucionar tecnológicamente a pasos agigantados y además sin apenas esfuerzos.

Estas tecnologías en manos de los fabricantes chinos son un grave error, se ponen a su disposición los medios para ser muy competitivos con el resto de marcas occidentales y en un futuro podría ser un problema. Os recomiendo leer el artículo publicado en Reuters, da que pensar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...