La Ford Skyliner Concept se adelanta al New York International Auto Show

Presentada la furgoneta conceptual Ford Skyliner Concept que tendrá un hueco en la celebración del New York International Auto Show 2014.

Un nuevo modelo conceptual de Ford

El New York International Auto Show 2014 se celebrará entre los días 18 y 27 de abril y se espera que sea el lugar de presentación de todo tipo de nuevos vehículos. Los principales fabricantes se preparan ya para la que va a ser una de las citas más relevantes del año y Ford tiene claro que es una de las favoritas en cuanto a ofrecer sorpresas de todo tipo de estilos.

La empresa tiene entre manos una camioneta de tamaño completo Transit de 2015, con la cual espera conseguir muchos adeptos, y cuyo lanzamiento está previsto para un momento no determinado de mediados del próximo verano. Pero su presencia en el sector de las camionetas se va a plasmar con otras novedades, como con un modelo conceptual Ford Skyliner que ha sido encargado a nada más y nada menos que los miembros del Galpin Auto Sport.

Como los aficionados a los automóviles sabrán, cuando un proyecto de estas características cae en las manos del grupo representante de GAS (Galpin Auto Sport) los resultados suelen ser bastante llamativos. No en vano llamaron la atención en la serie de televisión Pimp My Ride y se labraron a su alrededor una imagen ciertamente particular. Ahora que el vehículo se ha presentado como anticipo a las muchas novedades que veremos en el New York International Auto Show 2014, podemos decir que indudablemente han logrado su propósito.

Sus conocimientos y experiencia hacen de Galpin una referencia y es habitual que aprovechen este tipo de oportunidades en las que Ford confía en ellos para lucir novedades llamativas. La Skyliner es una camioneta conceptual que lo tiene todo, tanto en el interior como en el exterior. Cuenta Beau Boeckmann, que se ha encargado de supervisar el proyecto, que comenzó como una furgoneta Transit y que acabó convirtiéndose en lo que podemos ver en la imagen.

El diseño definitivo incorpora una versión de techo alto y una distancia entre ejes mayor de la que podríamos haber imaginado. El interior destila elegancia, habitual en otros prototipos y modelos conceptuales de Ford. Hay un total de cuatro asientos personalizados que han sido dotados de la mayor calidad de materiales. Sus creadores los denominan tronos y no asientos, para que nos hagamos una idea de su calidad de fabricación. Todos miran hacia el frontal y esto permite que sea posible disfrutar de contenidos multimedia de manera sencilla gracias a un sistema de entretenimiento interno preparado para reproducir películas y música. También hay nevera, bar al completo y el suelo es de madera, así que podemos imaginar que su nivel de comodidad es extremo.

En el exterior nos encontramos con una combinación de colores con tonalidad plata que le dan un acabado lleno de glamour y modernidad. El resultado, tal y como reconoce Melvin Betancourt, que se ha encargado del aspecto del vehículo, produce de forma indudable ese efecto que te deja con la boca abierta. El precio es algo de lo que aún no se ha hablado.

Vía: Autoweek

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...