¿Han sufrido los coches automáticos de Google algún accidente?

Los coches de Google han sufrido algunos accidentes en los últimos meses, pero el desarrollo de los vehículos automáticos progresa de manera adecuada.

Coches automáticos de Google

Lo más importante que tienen que tener en cuenta los especialistas de Google que están trabajando en los coches automáticos es la seguridad. También se tienen que asegurar de que el rendimiento de los vehículos sea el adecuado, eso por supuesto, pero si no son capaces de garantizar que los usuarios saldrán ilesos de la experiencia con el coche seguramente no consigan extender su popularidad.

En los últimos días se han desvelado detalles acerca de cómo han actuado los coches automáticos en la carretera, desvelándose que solo 4 de ellos han sufrido algún tipo de accidente. Y no hablamos de accidentes graves. La cifra total de vehículos que están en las calles de California asciende a 48, por lo que la estadística es más que prometedora. La mayor parte de los vehículos automáticos que están en las calles pertenecen a Google, que se trata de la líder en cuanto a la implementación de este tipo de tecnología para el mundo del motor.

Lo curioso es que los accidentes que han ocurrido parece que han sido errores humanos y no errores producidos por los sistemas tecnológicos creados para estos vehículos. Por lo tanto no deberíamos culpar la tecnología de la que hacen gala, sino los conductores que se encontraban al mando de los coches. Además, los niveles de velocidad a los que sufrieron el problema los coches se produjeron a menos de 10 mph.

El futuro de los coches automáticos luce de forma muy positiva y todo apunta a que va a seguir evolucionando de una forma más que eficiente. Las previsiones son buenas. Los accidentes e incidentes ocurridos con los coches automáticos son, proporcionalmente, muy inferiores a los que se registran de forma habitual con los vehículos normales. Por lo tanto, no hay nada de lo que preocuparse, al menos hasta el momento. Se están realizando investigaciones adicionales respecto a estos incidentes, pero el veredicto definitivo apunta a que Google no se tiene que preocupar de lo que ocurra en el futuro.

La tecnología de conducción independiente está avanzando para ser el punto de inflexión que marque la evolución del mercado del motor. Los conductores piensan en un futuro cercano en el que no tengan que preocuparse por aprender señales de tráfico o reglas para variadas de conducción. Para quienes no conducen también será una manera distinta de afrontar la posibilidad de utilizar vehículos. Y cómo no, el sector del transporte también se beneficiará de ello. Tiempo al tiempo.

Vía: TechRadar

Foto: Mark Doliner

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...