En venta uno de los cochazos de Fast & Furious

Los fans de la saga Fast & Furious pueden participar en la venta de uno de los vehículos que vimos en el cine.

modelo Nissan 350 Z

Si eres un auténtico cinéfilo y te encantan las películas de acción seguro que recuerdas la saga Fast & Furious (también conocida como A todo gas), donde pudimos ver a Vin Diesel en todo su esplendor. Pues los amantes de esta película están de enhorabuena, puesto que el vehículo que aparecía en la tercera entrega, Fast & Furious: Tokyo Race, se ha puesto a la venta después de 11 años desde que lo pudiéramos ver en la gran pantalla.

Se trata del modelo Nissan 350 Z, que para muchos es el vehículo de la compañía más “conocido del mundo”. Para refrescarte la memoria, era el automóvil que conducía el actor Brian Tee por las calles de Tokyo.

Tras el estreno de la película en 2006 hubo un coleccionista que adquirió el vehículo y que ha sido quien lo ha puesto a la venta en esta ocasión. El precio de la operación es de 100.000 libras, o lo que es lo mismo, unos 113.500 euros. El coche puede adquirirse a través de la página Auto Trader, que se trata de una de las webs británicas más conocidas en cuanto a la venta de vehículos se refiere.

Aunque este automóvil fue registrado en Japón en el año 2002, aún hoy sigue manteniendo todos los sellos originales, al igual que cuenta con el mismo equipamiento que se utilizó para el rodaje de la película. Este famoso Nissan 350 Z está equipado con un motor de gasolina atmosférico, del tipo V6, que abarca hasta un máximo de 3.5 litros. Sigue siendo un vehículo de mucha potencia, contando para ello con un sistema turbo de 280 caballos. Para el uso de este coche durante el rodaje también se utilizó un sistema de óxido nitroso. Todos estos elementos siguen estando intactos en este famoso automóvil.

Los expertos del sector aseguran que el precio por obtener esta reliquia no es demasiado elevado, teniendo en cuenta que de todos los coches que se utilizaron en esta entrega de Fast & Furious, este y otro modelo son los dos únicos ejemplares que siguen existiendo. Con la historia y las características que tiene este automóvil, seguro que más de uno quiere recrear su escena particular e ir “a todo gas” por las calles de su ciudad. No obstante, suponemos que terminará en manos de otro coleccionista de reliquias cinematográficas y que no terminará corriendo por las calles. Aunque conociendo su potencia, todo es posible, así que no os extrañéis si algún día lo veis pasar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...