Elon Musk presenta su primer túnel para revolucionar el tráfico

Elon Musk le enseña a la prensa y a invitados VIP su primer túnel para descongestionar el tráfico de las ciudades.

Túnel futuro

Las ideas de Elon Musk vienen y van. Normalmente cuando dice algo y promete algo, lo suele terminar cumpliendo, antes o después, de una manera o de otra. Hace tiempo dijo que lo había pasado muy mal en un atasco en Los Ángeles y que entendía que ese sentimiento de frustración le arruinaba el día a muchas personas. Así que comentó que diseñaría un sistema de túneles que permitiría evitar los atascos y circular de una manera rápida y dinámica.

Pues bien, el día de la presentación del primer túnel, el que han construido bajo el cuartel general de la empresa constructora dedicada a ello, la loca The Boring Company, ha llegado. Y las impresiones sobre el túnel no se han hecho de esperar. Este tiene una distancia de algo más de 2 kilómetros con alrededor de cuatro metros de ancho, permitiendo que circulen los coches en fila de a uno a unos altos niveles de velocidad: nada más y nada menos que 241 kilómetros por hora. Eso sí, algún que otro periodista dice que ha sentido mareos al probar el túnel. Elon justifica que eso se debe a las prisas del trabajo y al objetivo de querer presentar el túnel antes de acabar el año, pero promete que para su estreno oficial todo será tan suave que nadie sufrirá ningún malestar.

El sistema en el que se basa el túnel es en la retracción de las ruedas de los coches para que queden planos y encajen en el sistema de transporte creado para el circuito.

La prueba se ha realizado con un Tesla Model X, pero Musk ya ha dicho que el túnel se podrá utilizar por parte de cualquier persona que tenga un coche autónomo eléctrico adoptado con el sistema de retracción de las ruedas, cuya instalación tendrá un coste de unos 200-300 dólares. El coche plegará las ruedas al entrar al túnel y luego las desplegará antes de salir. Lo más llamativo es que algunos túneles dispondrán de un sistema de apoyo que se ocupará de llevarse el coche por encima del suelo hacia el garaje o la zona de aparcamiento. Esto será especialmente útil en aquellos casos en los que los túneles se instalen en conexión con grandes instalaciones.

Túnel coche

Por ejemplo, la empresa de Musk ya tiene varios contratos para construir túneles y uno de ellos conectará el centro de Los Ángeles con el estadio de los Dodgers, por lo que será posible aparcar con absoluta comodidad. Hay varios planes adicionales para construir los túneles conectando distintas zonas de las ciudades o con los aeropuertos, por lo que parece que el proyecto va viento en popa y que acabará llegando muy alto.

Musk se ha disculpado por el aspecto de sus instalaciones, dado que no se han ocupado de limpiar los restos de la excavación y construcción del túnel. El ejecutivo comenta que el coste que tendría contratar a una empresa para limpiar todos los desperdicios sería enorme, por lo que les resulta más rentable convertir esos desperdicios de la construcción en ladrillos que después venderán a precio muy reducido (céntimos) en puestos de venta que mejorarán cualquier precio existente en el mercado. Además, Musk ha dicho que los ladrillos se entregarán gratis en aquellos casos en los que se trate de construcciones de casas para personas sin medios o con fines benéficos, a fin de poder dar salida a los restos de sus obras de una manera consecuente con la sociedad y con el medio ambiente. Por el momento el propio Musk ya ha utilizado sus ladrillos para construir una torre de tipo medieval que se convierte en una de las estructuras más curiosas de las oficinas de The Boring Company.

Como ya se ha visto en muchas ocasiones, Musk continúa siendo ese curioso loco de ideas aún más locas y enrevesadas que está dispuesto a cambiar el mundo. Muchos expertos se preguntan si es capaz de gestionarlo todo con eficacia y si podrá seguir manteniendo el ritmo sin que ninguno de sus proyectos termine descontrolado. Posiblemente el secreto de su éxito se deba no solo al gran esfuerzo que pone en cada una de las cosas que hace, sino también a que se rodea de grandes profesionales que reciben su confianza y en los que puede delegar en cierta manera. Aunque todos sabemos que Elon Musk es uno de esos genios que prefiere tenerlo todo atado por sí mismo y que si bien delega, siempre se encuentra supervisándolo todo para que no haya nada que se escape de su mirada. El mundo, de momento, más allá de lanzallamas e ideas absurdas, le tiene mucho que agradecer, posiblemente más en el futuro que ahora, dado que algunas de sus ideas prometen materializarse de forma muy beneficiosa para la humanidad. Lo veremos en unos pocos años si todo sale según lo tiene Musk planeado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...