El PassengerDrone nos permitirá volar con gran facilidad

Los drones evolucionarán para llevarnos volando por los cielos cuando se comercialice el PassengerDrone.

Dron para volar, el PassengerDrone

En la actualidad muchos de nosotros ya hemos tenido ración de drones hasta la saciedad, aunque entendemos a quienes les encanta hacerlos volar por los cielos. Hasta que Amazon nos reparta la compra con drones que aparquen en las ventanas preferimos cambiar de tema y mirar hacia otro lado. Aunque la cosa cambia si hablamos de drones que nos permitan volar a nosotros. Drones-coche-volador, por llamarlo de otra manera. Eso ya tiene mejor pinta ¿verdad? Pues un proyecto está trabajando en ello con el nombre de PassengerDrone.

Estos drones tendrán espacio para que se sienten dos personas sin grandes lujos en cuanto a comodidad, pero con espacio suficiente para estirar un poco las piernas. Una vez nos metamos en el dron, el cual podremos dejar aparcado en el jardín o el garaje, podremos viajar a donde queramos simplemente diciéndole el lugar de destino mediante la pantalla táctil.

No hay que tener ni licencia ni carné para usar drones de vuelo, dado que todo está automatizado. No obstante, si somos pilotos y tenemos los permisos convenientes también podremos usar un modo manual para pasárnoslo mejor. Eso es lo que propone PassengerDrone para el momento en el que llegue al mercado, lo cual suponemos que no ocurrirá hasta dentro de unos cuantos meses-años.

Estos drones de vuelo tienen un tamaño un poco superior al de los coches más pequeños y están dotados de unos componentes internos que nos garantizan que estamos ante tecnología auténtica del futuro. Por ejemplo, hay que decir que el equipo no tiene cables en su interior. ¡No tiene cables! Eso es algo que ha chocado bastante a expertos del sector del motor, porque no esperaban que todo pudiera ser fibra óptica. Además, se utiliza un total de 16 motores eléctricos. En combinación logran que el dron pueda despegar en modo vertical y que aterrice de forma suave para que nadie sufra daños.

No esperemos que estos drones sean baratos. Tendrán un precio de entre 150 y 200 mil dólares, así que habrá que echar mano de crédito para hacernos con uno. Por otro lado, aún hay mucho camino que recorrer para que tengan aprobación para su uso por parte del público. Sus fabricantes dicen que esperan que puedan venderlos en Estados Unidos y algunos mercados de Europa a final de 2018. Nosotros creemos que quizá estén siendo demasiado optimistas a la vista de todo lo que supone que existan estos drones volando por encima de nosotros. Paciencia.

Vía: PassengerDrone

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...