El Mercedes de Hitler fracasa en su salida a subasta

La subasta por el coche que usó Hitler fracasa al no alcanzar el precio mínimo que se había establecido por la casa de subastas.

El Mercedes de Hitler

Uno de los vehículos que fue utilizado por Adolf Hitler durante la II Guerra Mundial, un W150 770k Grosser Offener Tourenwagen perteneciente a Mercedes-Benz, ha sido protagonista en los últimos días. A pesar de ser un vehículo histórico, este automóvil no se ha podido vender por el momento, puesto que aunque ha sido subastado las pujas no han llegado al precio mínimo establecido.

Los expertos lo valoraron en unos 10 millones de euros, pero la cantidad más alta obtenida en la subasta fue de 7 millones, una cifra muy por debajo de las previsiones. De momento, el coche de Hitler sigue sin tener nuevo dueño, aunque la compañía de subastas ha explicado que se siguen llevando a cabo negociaciones para llegar a un acuerdo por el precio final.

El vehículo fue fabricado en 1939 y una de sus mayores particularidades es que su diseño se realizó de forma exclusiva para Hitler. Se trata de un modelo de color oscuro que además es descapotable, lo que sirvió para pasear al dirigente en un gran número de desfiles de la época.

La gran parte del automóvil conserva su formato original, sobre todo en el interior del mismo, aunque es cierto que tanto el chasis como el motor han tenido que ser reparados. Tras la caída de Hitler, el vehículo pasó a manos de los estadounidenses, quienes también lo utilizaron en numerosas ocasiones, sobre todo aquellos que se encontraban en la región francesa de El Havre. Posteriormente lo adquirió un tabaquero de origen belga en el año 1946, que lo tuvo un tiempo hasta que decidió vendérselo a un estadounidense que también pertenecía a la industria.

El pago que tuvo que realizar fue de 1.800 dólares en tabaco. Este empresario era Tom Austin, quien tras tener varios años el vehículo en su poder finalmente lo donó a la asociación local de Veteranos de Guerra de Tennessee, donde fue utilizado en varias ocasiones. Este vehículo, que ha llegado a estar expuesto incluso en el Museo de Antigüedades Automovilísticas Históricas de Chicago, cuenta en la actualidad con más de 33.000 kilómetros y en un principio fue valorado en 1 millón de dólares. Ahora la puja es mucho más alta, pero aún se está esperando al nuevo dueño del coche de Hitler. Según ha apuntado la compañía de subastas, el 10% del precio total de la venta irá destinado al Centro Simon Wiesenthal, para seguir informando y dando lecciones sobre el Holocausto y acerca de lo ocurrido durante la guerra.

Foto: emkanicepic

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...