Contienda de Ferrari por una página de Facebook

Una página de fans de Ferrari creada por un particular, es arrebatada por la marca de coches Ferrari al ser una página de éxito que supera los 13 millones de seguidores. Claramente se pretende aprovechar de la situación, si la página tuviera sólo unos miles de seguidores, los de Maranello no habrían prestado ninguna atención.

Fans de Ferrari

Hoy quiero hablar de la contienda de Ferrari por una página de Facebook, sobre todo porque la marca de coches ha procedido de un modo poco decoroso, y creo que merece la pena llamar la atención sobre su actuación. Hace seis años Sammy Wasem, un chico de 15 años de edad, creó una página en Facebook de aficionados de Ferrari, página que al cabo de seis años ha logrado superar los 13 millones de seguidores. Tal éxito no pasó inadvertido por la marca, ésta se interesó por ella y se la quitó al joven que ahora tiene 21 años.

Evidentemente Sammy Wasem ha presentado una denuncia contra Ferrari, ya que se trata de una infracción de derechos de autor, la página fue creada por él y se la han quitado impunemente. Por su parte, Ferrari ha hecho lo propio y ha denunciado al chico y a su padre argumentando que se ha hecho un mal uso de las imágenes y marcas comerciales de esta compañía.

Curiosamente, si nos remontamos en el tiempo, en el año 2009 Ferrari felicitaba al chico y a su padre por el esfuerzo realizado, ya que en aproximadamente un año habían conseguido más de 500.000 seguidores en la página de Facebook.

Tras felicitarles, Ferrari informó a los dos sobre las cuestiones legales, les obligaban a hacerse cargo de la administración de la página de fans y así lo hicieron. Sin embargo, la abogada que representa a Sammy Wasem declara que nadie tiene derecho a hacerse cargo de una web de la forma que se ha procedido. Por ello van a reclamar por derechos de autor y por el trabajo y contribuciones que han realizado. Se le exige a la marca de coches una compensación de 10 millones de francos suizos (8 millones de euros).

De momento la justicia sigue su curso y un fiscal de Ginebra se encarga de analizar el caso, no tardará mucho en ofrecer sus conclusiones. Como indican en Automotive News, Ferrari no ha dudado en quitarle el sueño a un niño sin ningún escrúpulo, se ha querido aprovechar de una página de éxito. Ferrari asegura que el problema no es con Facebook o con los fans, argumenta que han utilizado la propiedad intelectual de la marca para hacer dinero, pero la verdad es que no se ha hecho dinero vendiendo contenidos de esta página.

Personalmente creo que Ferrari se ha querido aprovechar de la situación, quizá hubiera sido más noble llegar a un acuerdo comercial y no quitarle la página a su propietario sin esperar que no hubiera consecuencias. Quizá la justicia no le dé la razón a Sammy Wasem y a su padre, pero la noticia de la contienda de Ferrari por la página de fans en Facebook se ha difundido, los fans deberían solidarizarse y abandonar la página para hacer saber a Ferrari que su proceder ha sido poco decoroso.

Hay miles de páginas de éxito de fans de marcas en todo el mundo, si se permite este proceder, sentaría precedente para hacer lo propio con otras página creadas por usuarios aficionados de otras marcas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...