Chevrolet quiere que los padres controlen a los conductores adolescentes

Chevrolet introduce varias nuevas medidas en sus coches que permiten a los padres tener control completo sobre sus hijos conductores.

Control de adolescentes con Chevrolet

Aunque en nuestro país es más común que necesitemos tener 18 años para conducir, en territorio de Estados Unidos los adolescentes conducen tiempo antes. Eso puede llevar a que no os quedéis con la copla de la noticia, así que tengámoslo en cuenta desde el inicio para que podáis entender bien el objetivo de Chevrolet.

Lo que ha hecho la marca de automóviles es sacarse de la manga un nuevo sistema que permite que los padres controlen un poco más a sus hijos adolescentes. Para ello debemos disponer de un coche que tenga incluida la tecnología OnStar y acceder al servicio OnStar Family Link. Este es de pago, pero como forma de promoción se están ofreciendo tres meses gratuitos en los que los padres podrán disfrutar de tener una supervisión completa de la forma de conducir de sus hijos.

Entre las cosas que pueden hacer los padres se encuentra un sistema de localización que permite saber en todo momento dónde están sus hijos mientras conducen. Además, se pueden configurar varios mensajes de alerta para saber cuándo uno de los adolescentes sale de las zonas delimitadas como campo de acción permitido.

Para quienes necesiten tener aún más control de los adolescentes hay otra tecnología que va un poco más allá. Se trata de Teen Driver, un sistema con el cual los padres tienen más posibilidades de control, dado que pueden definir un límite de velocidad o hasta ajustar el volumen de la radio para que los niños no se pongan como locos con la música a lo bestia mientras mueven la cabeza siguiendo el ritmo. La teoría es que este control ayudará a que se reduzcan incidentes y les dará a los padres una forma de estar más tranquilos.

A los adolescentes todo esto les parecerá un gran mal rollo, pero para reducir la carga de enfado pueden esforzarse para ocupar los primeros puestos en el ránking OnStar Smart Driver. En este se muestra a los mejores conductores adolescentes a modo de competición para ver quién es el que mejor conduce y el que se porta de forma más adecuada al volante.

Podríamos pensar que este exceso de control es fruto de una sociedad que ha educado a sus hijos de forma tan deficiente que ahora los padres deben estar encima de ellos en todo momento para evitar incidentes. Pero no somos nosotros quienes deban opinar sobre ello, al menos mientras esta tecnología no salga de Estados Unidos.

Vía: CNET

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...