La versión clásica de Skype seguirá recibiendo apoyo de Microsoft

El margen para dar final al servicio clásico de Skype se amplía hasta una fecha que no ha sido determinada.

apoyo de Microsoft

Los usuarios han hablado y Microsoft ha tenido que pasar por el aro anunciando que los planes para dar el hachazo definitivo a la versión clásica de Skype se han aplazado. En teoría la versión clásica del servicio de videollamadas debería desaparecer el 1 de septiembre, dejando paso a la edición 8.0 que se quiere convertir en el estándar.

No obstante, Microsoft dice que durante “algún tiempo” va a continuar dando soporte a Skype en su versión 7.0 debido a las peticiones que han realizado los usuarios. La compañía ha demostrado lo bien que está adaptándose a las necesidades de los usuarios e incluso les ha dado las gracias por el feedback que han emitido con sus comentarios.

Eso sí, de momento no han dicho nada más al respecto y quedan dudas de qué significa exactamente ese “algún tiempo” que han dado de tregua a los usuarios que no tienen intención de dar el salto a la versión 8.0.

La comunicación entre los usuarios y Microsoft sigue mejorando y el público, aunque no está muy convencido de cuánto tiempo podrán seguir utilizando la edición 7.0, se ha mostrado entusiasmado y agradecido con la decisión que ha tomado la compañía. Al fin y al cabo, lo que molesta a los usuarios es que se les esté presionando y obligando para que se actualicen a la siguiente versión de la aplicación, lo cual no suele estar nada bien visto. A estos usuarios les preocupa que con la actualización pierdan el estilo ligero y simplificado de la versión 7.0, dado que Microsoft siempre ha intentado apostar por introducir novedades y cambios con las nuevas actualizaciones. La edición 8.0 se parece mucho más a la versión del servicio para móviles y eso no es algo que guste a una gran parte del público.

Así que de momento no hay de qué preocuparse, pero tampoco sería una mala idea que quienes todavía no hayan dado el salto a la edición 8.0 piensen en ello. Más allá de ser un cambio necesario por términos de potencia y funciones, acabará siendo algo obligatorio nos guste o no. Porque de momento se ha aplazado el final del soporte para Skype 7.0, pero llegará el día en el que la decisión será irrevocable, dado que no vemos a Microsoft ofreciendo al público una versión clásica del servicio. Hay que entender que los tiempos cambian y que si queremos disfrutar del servicio en su totalidad será necesario adaptarnos a las actualizaciones.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...