Amazon Dash Button, la revolución digital en el hogar

Con Amazon Dash Button podemos introducir tecnología inteligente en nuestro hogar para despreocuparnos de la compra.

pedidos digitales en el hogar

Hace unos días debutó el servicio Amazon Dash Button, una nueva forma de introducir la tecnología en nuestro hogar para tener más facilidad a la hora de gestionar la casa y comprar online. Es algo llamativo, un concepto que vemos a medio caballo entre la casa inteligente del futuro y la casa tonta del presente. Tiene algo que nos gusta y algo que nos disgusta a partes iguales. Pero hablaremos de ello a fondo a continuación para que vosotros mismos podáis llegar a la conclusión de si este tipo de tecnología encaja en algo que podáis necesitar o si os parece un concepto que va a ser poco más que una pérdida de tiempo entre las muchas ideas que tiene Amazon a lo largo del año.

Conceptos generales

Comencemos por lo básico. ¿Qué es Amazon Dash Button y por qué debería necesitarlo? Los botones Dash son pequeños dispositivos que disponen de conexión Wi-Fi y que disponen de un sistema con el cual hacemos compras de forma rápida desde casa. Los botones dash son personalizados para cada tipo de producto, así que es posible que en cuestión de unos días acabéis con 10 o 15 botones dash repartidos por distintas partes de la casa. La idea es que coloquemos el botón dash en el sitio donde se encuentra ese producto y que cuando veamos que se está agotando lo pulsemos para hacer la compra automática sin que nosotros nos tengamos que preocupar de nada. Facilísimo y práctico.

Lo bueno es que el botón tiene un sistema muy ágil para los pedidos, dado que previamente podemos configurar el tipo de artículo que queremos adquirir pulsándolo. Al móvil nos llegará una confirmación de compra y se nos informará de la fecha en la cual recibiremos el artículo. Como el servicio está limitado a los usuarios Premium, no tendrán que pagar gastos de envío cada vez que repongan un producto en casa (algo que, por otro lado, destrozaría la lógica del servicio).

El sistema se puede usar con iOS y Android, es seguro y cuenta con las garantías habituales de Amazon, que lo concentra todo en las cuentas de usuario para que no haya ningún tipo de problema. Los botones disponen de una lucecita que estará en color verde si el pedido se ha realizado de forma correcta o rojo si se ha producido algún problema. Por otro lado, cabe decir que cada botón tiene un precio de 4,99 euros, pero al realizar una compra nos darán un saldo exactamente de este mismo valor, por lo que no será un gasto real (suponemos que el importe de promoción solo se aplicará en el primer botón que compremos).

¿Qué podemos comprar?

Hay una serie de botones exclusivos y personalizados que responden a las necesidades de las familias. Si bien Amazon siempre ha sido una tienda online que ha destacado en la venta de contenido vinculado al entretenimiento, como libros, películas o videojuegos, cada vez quiere potenciar más la venta de otros artículos, como los que se pueden adquirir en supermercados. Esta filosofía se potencia con los botones dash, porque es ahí donde este tipo de herramienta tiene sentido.


El servicio acaba de estrenarse hace unos días pero ya hay una gran variedad de botones que podemos adquirir. Una vez lo recibamos solo habrá que ponerlo en partes específicas de la casa y esperar a la recepción de los pedidos. Uno muy útil es el que ponemos en la lavadora, que pulsaremos cuando veamos que nos estamos quedando sin detergente. Esto, ojo, es muy importante: no hay que pulsar cuando ya nos hayamos quedado sin el producto, sino en el momento en el cual creamos que estamos quedándonos sin disponibilidad.

Además, hay que prestar atención a la luz verde, porque será lo que avise a los demás miembros de la familia de que un pedido ya se ha realizado y que está en camino. Esto evitará que acabemos de repente con 40 cajas de detergente. Como decíamos, hay una amplia variedad de botones. Están disponibles los de marcas como Scottex, Ariel, Fairy, Dodot, Kleenex, Men Expert, Vileda o Garnier. Suponemos que es cuestión de tiempo que vayan ofreciéndose más botones de otro tipo de productos. Por ejemplo, uno especializado en una marca de cerveza seguro que le viene bien a muchas familias. Al fin y al cabo, hay que pensar en lo que más consumimos, y las bebidas, los refrescos o alimentos varios son de consumo muy frecuente.

¿Qué nos parece?

Como decíamos antes, la idea es buena. Intenta trasladar a cualquier tipo de hogar la emoción de estar conectados a un “ente” superior que se ocupará de enviarnos los suministros a casa. Eso gusta por mucho que sea un poco aparatoso el tener la casa llena de botones. No nos termina de convencer que todo se conecte por Wi-Fi. ¿No sabe Amazon lo mal que van las redes Wi-Fi de las principales operadoras? No van nada bien, ni mucho menos. Y no nos imaginamos conectar 20 botones de Amazon junto a la televisión, la consola, los móviles y mil cosas más a la misma red. La eficiencia va a ser nula (y ya sabéis que las operadoras se suelen desentender si el Wi-Fi no va bien).

Por lo tanto, es una de cal y una de arena. Nosotros soñamos con ese futuro en el cual todo será smart, en el que estaremos por encima de las conexiones Wi-Fi o en el cual las conexiones Wi-Fi estarán por encima de nosotros. En cualquier caso queremos llegar a ese día en el que la tecnología de verdad alcance un rendimiento más tecnológico, futurista y que nos absorba con un mejor rendimiento de todos los recursos que se pongan a nuestra disposición. Los botones dash son una genialidad dentro de sus posibilidades, una innovación bastante curiosa, un producto que suena bien y que tiene su utilidad, pero del que desconfiamos a largo plazo.

botón de Amazon

¿Terminarán los botones dash acumulando polvo porque no les veamos utilidad o porque al final no queramos seguir pidiendo en Amazon? Pensemos en una posible situación. Digamos que compramos en Amazon todo el detergente porque nos sale muy bien de precio, pero de repente por cualquier motivo decidimos cambiar de marca del producto o adquirirlo en otra tienda. ¿Para qué nos servirá entonces el botón de marras? Comenzaremos a dejarlo abandonado y no le haremos caso. Eso mismo si lo aplicamos a varios botones y distintos productos, puede acabar convirtiéndose en todo un desastre para nuestro hogar. Por lo tanto, no podemos decir que no tengamos dudas acerca de introducir los botones en casa (más allá de todo lo dicho antes).

Nos gustaría, puestos a pedir, que Amazon utilice esta tecnología como un primer paso en un plan más ambicioso que les lleve hacia un sistema de automatización. Y no decimos que no sea interesante aprovechar los botones en la actualidad, pero deberíamos ser conscientes de que hoy por hoy parece una tecnología previa a la que acabará triunfando en el futuro. Podemos ser pioneros e introducir los botones dash en nuestro hogar, pero que nadie se extrañe si dentro de unos años la tecnología de los Amazon Dash Button acaba pasando y queda recordada solo como una idea curiosa.

Vía: Amazon

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...